Uno de los pilares que todavía sostienen la reputación de Bethesda en su audiencia es The Elder Scrolls, una de sus series fundamentales.

Mientras que el mundo de Fallout fue expuesto con su más reciente estreno como una obra por debajo de un nivel coherente, existen muchas expectativas con respecto a su serie de fantasía. En estos momentos, la serie se mantiene en un punto sólido gracias a su MMORPG.

The Elder Scrolls Online representa un éxito para Bethesda y ZeniMax, siendo una ventana al extenso mundo que crearon a lo largo de 5 juegos y sus múltiples historias. Pero su afición y las intenciones de su casa matriz no está en las de quedarse en eso.

En lugar de tomar la vía de World of Warcraft y expandir su historia a través de su multijugador en línea, The Elder Scrolls se afianza en seguir su saga numerada, con el anuncio de su sexta edición. Pero esto ya es una noticia bastante vieja en este punto.

Desde su anuncio al público hace casi ya 3 años, el desarrollo de este título se ha mantenido hermético dentro de las oficinas de la compañía, sin embargo, el mundo a su alrededor ha cambiado por completo.

Un universo nuevo

En el período del anuncio de The Elder Scrolls VI hasta el inicio del año 2021, han ocurrido suficientes situaciones dentro de Bethesda para que ninguna predicción esté vigente. Más allá de la risible idea de Michael Pachter de que se estrenaría en 2017, el estado de este estreno es incierto.

Lo primero a considerar es que la marca está preparándose para el estreno de su nueva propiedad, Starfield, una obra de ciencia ficción espacial de alto presupuesto que se está llevando toda la atención. Del mismo modo, hubo un gran esfuerzo y dedicación de personal a los equipos de juegos recurrentes como The Elder Scrolls Online y Fallout 76, con este último llevando un aparente gran trabajo de restauración.

Pero lo más importante es que Bethesda y ZeniMax cambiaron de manos. Ahora son estudios afiliados bajo el manto de Microsoft, por lo que la poderosa casa de la plataforma Xbox podría alterar todos los calendarios de la marca. Por otra parte, el insider Tyler McVicker considera que The Elder Scrolls VI llegará entre 2026 y 2027.

Al considerar que, según la misma Bethesda, todavía faltan dos años de desarrollo para Starfield, es un escenario plausible. Todo dependería de lo que quiera Microsoft.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *