Desde hace años se sabe que los juegos MOBA son los títulos online con la comunidad más peligrosa a la hora de insultar y acosar a otros jugadores. Entre ellos destaca DOTA 2, incluso por encima de League of Legends, y aunque han habido muchos proyectos para solucionar este problema, los tóxicos siguen siendo pan de cada día

El nuevo proyecto de Valve se llama Overwatch, un sistema parecido al que ya puso en Counter-Strike: GO hace años. Allí funciona con sus limitaciones y ahora la idea es aplicar la misma estrategia en su MOBA más popular.

Logo de DOTA 2.

Nuevo sistema de reportes

La idea de Overwatch (sí igual que el juego de Blizzard), es que sea la misma comunidad la que ayude a identificar a los abusones. Los miembros con más buena reputación en la comunidad tendrán la oportunidad de revisar las partidas de los jugadores reportados y ver si realmente estaban comportándose de manera inadecuada.

Los que reporten dejarán “timestamps” en la partida para que el que analiza el comportamiento tóxico no tenga que verla toda, sino en los que se sospecha que un jugador rompió las reglas. Los “reviewers” pueden declararlo culpable, inocente o poner que no hay suficiente información para determinarlo.

Si el reviewer ayuda a Valve con buen juicio, seguirá siendo seleccionado para esta tarea voluntaria y su palabra tendrá más credibilidad. Por su parte, si hace culpable a un inocedente irá perdiendo la capacidad de opinar en estos reportes.

Wraith King de DOTA 2.

Por su parte, los reportes se pueden hacer ahora durante la partida o al final de esta. Y ahora hay que elegir entre el reporte Overwatch y el normal. El primero solo se puede usar una cantidad limitada de veces, mientras que el otro es infinito, aunque solo servirá para silenciar al infractor.

El reporte Overwatch llega para hacer una diferencia real en la comunidad y ya veremos cómo le va a Valve con este nuevo intento de purgar a parte de la comunidad.

Escribir un comentario