Portada de Control: Ultimate Edition.

El poder de alterar la realidad a nuestro alrededor adquiere una nueva dimensión con lo que ofrece Control: Ultimate Edition.

De la mano de Remedy Entertainment, se han develado finalmente las características que ofrece la versión final del título para PS5 y Xbox Series X/S. Expandiendo los horizontes conocidos de la manera habitual que ofrecen estos sistemas.

La presentación incluye un modo de desempeño, que ancla el título a 60fps y 1440p de resolución, con la posibilidad de llegar a 4K, así como un modo de gráficos que reduce un tanto los frames para favorecer opciones de ray-tracing para reflejos y transparencias.

Por supuesto, la Xbox Series S se lleva el lado corto de la vara al anclarse únicamente en el modo de desempeño, teniendo como mayor golpe el hecho de que no llegue a 4K en ningún momento. Remedy apuntó que esto es una deficiencia de la consola y no del juego.

Control: Ultimate Edition y su controversia

Ya en este punto hay que dejar en claro que Control: Ultimate Edition es la versión titular del juego y que todo lo que se haga con este título a partir de este momento corresponde a esta. Dejando atrás la versión original del juego.

El salto generacional creó una situación difícil para los jugadores, que vieron que su versión original del juego (la que fuera exitosa) no iba a valer como la que podría trasladarse sin costo a las nuevas consolas, sino que sería la Ultimate Edition. Obligando a los aficionados a comprar de nuevo el juego si estaban dispuestos a migrar a las consolas sucesoras.

Aunque esto causó un gran escandalo y quitó mucha de la buena voluntad que tenía Remedy, la compañía no se doblegó y mantuvo su curso, dejando a los aficionados con la decisión de tragarse la amarga píldora de comprar el mismo juego dos veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *