La mente maestra de la serie Yakuza y una de las cabezas de Sega, Toshihiro Nagoshi, se retira de la dirección creativa de la compañía.

Según reporta el portal Famitsu, el director dejará su rol corporativo de lado para dedicarse exclusivamente a operar desde la rama creativa. Alterando el organigrama de Sega y en favor de cuidar su salud.

A finales de agosto de 2020, Nagoshi dio a conocer que se sometió a una cirugía de corazón, teniendo un procedimiento plagado de complicaciones y secuelas que si bien salvaron su vida lo dejaron en una convalecencia extendida.

Un golpe fuerte para la dirección de Sega, que se mantiene en un extenso proceso de reestructuración y supervivencia tras uno de los años más duros para la marca en términos económicos. El conglomerado Sega Sammy ha dejado de lado la mayoría de sus inversiones de entretenimiento presencial y ahora basa su supervivencia en los videojuegos.

Futuro en Occidente

La jugada que muchos anticipan para el futuro de Sega es el lanzamiento masivo de sus franquicias de manera global y buscar sacar todas las ganancias posibles para enderezar el barco.

Considerando que sus marcas son piezas de altísimo valor comercial, veremos mucho más en términos de lanzamientos y reedciones de sus juegos más afamados. Sonic, Yakuza y Persona estarán más y más presentes en el gaming en los próximos años.

Todo esto proviene de la difícil situación que atraviesa el conglomerado de entretenimiento japonés, tras sufrir pérdidas catastróficas en sus negocios presenciales: salones de arcade, hoteles, restaurantes y toda clase de espacios recreativos.

Aunque no tenían la mejor situación desde 2018, la pandemia de COVID-19 fue letal para ese sector de la compañía, llevándolos a vender el 85% de sus activos al grupo GENDA en días pasados.

Al sector de videojuegos le tocará asumir la carga de la recuperación de la compañía en los próximos meses, por lo que habrá que esperar novedades de Sega Sammy Holdings en poco tiempo.

Escribir un comentario