El Lobo Blanco tendrá que seguir esperando por volver a las pantallas del mundo. La producción de The Witcher podría enfrentar una serie de nuevos retrasos.

Esto se sustenta en una combinación de factores que no se han podido solucionar, la lesión de Henry Cavill en el set y una nueva cuarentena obligatoria en el Reino Unido a causa de la nueva cepa del COVID-19.

La serie de Netflix ha estado marcada por la existencia del virus, tras haberse dado casos positivos en el set que obligaron a medidas drásticas para la seguridad de todo su personal. Así como el tratamiento de la situación en los territorios donde se filma la serie, que no ha hecho sencillo el poder progresar esta producción.

Lobo lesionado

Henry Cavill publicando su rehabilitación en Instagram

A mediados de diciembre, se detuvo el rodaje de la serie tras una lesión de Henry Cavill en medio de una escena de acción. Un simple accidente que, afortunadamente, no ha tenido consecuencias severas para el actor.

Sin embargo, es una lesión que requiere recuperación, rehabilitación y una puesta a punto antes de volver a ponerse la armadura, montar a Campanilla y vagar por el continente. En su momento se tomó con cierta sorna, tras haber ocurrido justo al momento de que Cyberpunk 2077 se estrenó.

Considerando lo gamer que es Cavill, se consideró como una simpática coincidencia de eventos, que tristemente no tuvo el mejor final gracias a la calidad del juego.

Tocados por el COVID-19

Tras el éxito de la primera temporada de The Witcher a finales de 2019, se esperaba que el año siguiente estaría inundado de detalles de la producción de la serie a estrenarse en 2021.

Sin embargo, el año pasado estuvo fundado en la situación global por la pandemia de COVID-19, paralizando la producción en todos los niveles. Por meses, se tuvo apenas movimiento en términos de casting y detalles en sus locaciones, pero, una vez se inició la producción, se vio atacada por casos positivos dentro de su staff, causando paralizaciones extensas del rodaje.

Ahora el tema viene desde afuera, con la llegada de una nueva cuarentena en el territorio del Reino Unido que paralizará todo el trabajo de rodaje y mantendrá a todos a la espera.

Escribir un comentario