De acuerdo con los analistas de Mercury Research (vía: Tom’s Hardware), el ultimo trimestre del 2020 fue “bueno” para Intel, o al menos mejor que el resto de trimestres del 2019 y 2020. Intel habría aumentado en un 1% en laptops con CPUs de su marca, así como en procesadores de escritorio comprados de manera independiente.

Estos números iban en caída desde hace meses gracias a la buena propuesta de AMD en el mercado que le ha ganando el espacio idóneo para diseñadores entusiastas y jugadores por igual. Pero Mercury Research detectó que Intel de hecho vendió mejor en este último trimestre y lo atribuyen a la misma razón por la que hay escasez de consolas.

Logo de Intel.

 

La cadena de producción está sobrecargada ahora mismo por lo que la demanda no puede satisfacerse y el comprador promedio directamente busca una alternativa, al igual que las grandes distribuidoras que al no conseguir procesadores de AMD, se van por los de Intel. Los productos del equipo azul no son precisamente malos, pero pierden tareas IPC (instrucciones por ciclo) frente a los Ryzen.

Por lo tanto, es mucho más probable que nuestro dinero esté invertido en los procesadores de AMD, sobre todo si vamos a jugar y queremos un buen rendimiento por un precio accesible. El problema es que en muchos países es difícil conseguirlos, aunque los CPUs de la serie 5000 ya han empezado a aparecer en Amazon con sus precios reales. Sin embargo, la producción y distribución no se normalizará hasta mediados del 2021.

Imagen promocional de procesador Ryzen.

AMD e Intel llevan más de una década luchando por el puesto principal en CPUs comerciales, Intel iba ganando por mucho hasta el 2018 cuando AMD presentó los primeros Ryzen que rivalizaban con los CPUs de Intel por un precio menor. Mucho ha llovido desde entonces ya que, según este reporte de Mercury Research, Intel solo mejora en ventas cuando AMD no tiene productos que vender.

Escribir un comentario