Una Xbox Series X transparente en un fondo negro

Con la llegada de las consolas de nueva generación los fanáticos de todo el mundo han tratado de adquirir alguna de ellas, pero esto no ha sido nada fácil. La escasez es la palabra con la que podemos describir los primeros meses de las consolas PS5 y Xbox Series X/S.

La demanda ha superado ampliamente a la oferta de consolas en todo el mundo y la reventa se ha manifestado como uno de los mayores problemas de la industria. Una PS5 o Xbox Series X se puede adquirir en reventa en más de 1.000 dólares en varios países del mundo, lo que representa un aumento del 100%.

Ahora sabemos que el Reino Unido está estudiando tomar medidas legales en contra de los revendedores de consolas dentro de territorio británico. La moción está siendo estudiada por los parlamentarios británicos en este momento y se cree que se puede concretar en acciones formales.

Una medida apoyada por los gamers

La meta es prohibir esta practica de reventa, lo que lo haría ilegal y aquellos atrapados haciéndolo serían castigados. El proyecto de ley se llama Proyecto de leu de hardware para juegos y buscaría prohibir la reventa de consolas en todo territorio británico, algo muy parecido a la prohibición de reventa de tickets para espectáculos multitudinarios.

Hay parlamentarios que creen que es poco probable que esta ley se apruebe, pero creen que es necesario tomar algún tipo de acciones desde el gobierno. Lo cierto es que la reventa es un tema que está afectando a los gamers que buscan adquirir una consola de nueva generación, pero no pueden competir contra el sistema de bots de algunos usuarios que los utilizan para adquirir decenas de consolas.

Por los momentos toca esperar a ver que decisión toma el parlamento británico respecto a la prohibición de la reventa de consolas de videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *