Así como el anime está dando sus últimos pasos, el manga de Hajime Isayama también, es por ello que el último capítulo de ‘Shingeki no Kyojin’ ha dejado a todos con la boca abierta.

Con los héroes en plena batalla final y el sacrificio ante ellos en bandeja de plata para destruir al único titán que orquesta el fin del mundo, solo nos queda adentrarnos en los sucesos del capítulo 137.

Es importante que te detengas aquí si aún no le has dado un vistazo, ya que hablaremos de los sucesos más impactantes del manga a continuación.

Lo que queda del Cuerpo de Exploración al fin se encuentra en el lugar de la última batalla, lo que sería la espina dorsal del titán que controla Eren Jaeger.

A pesar de que la batalla parece perdida con los cientos de Titanes controlados por el protagonista, y el Cuerpo junto a los marleyanos resistiendo a duras penas, aún hay un rayo de esperanza gracias a Armin.

El estratega que quedó atrapado entre la vida y la muerte logró algo impensable, contactar con Zeke y garantizar la victoria haciendo que los Titanes despertarán sus conciencias.

Un gran héroe y un gran sacrificio

Gracias a Armin, el plan para asesinar a Eren y salvar a la humanidad está más cerca que nunca y para ello solo se necesita un gran sacrificio.

Reiner, el titán acorazado, es quien asumirá el rol, al sostener la columna vertebral de su amigo una vez la rompen con explosivos.

Para que sea certera su muerte en esta ocasión, es necesario hacer estallar la cabeza del titán fundador, y para ello Reiner aguantará la explosión mientras sostiene la columna en su posición.

Aunque todos esperan que sobreviva al fuego amigo, no hay nada garantizado en esta situación, ni la supervivencia de Reiner ni la muerte de Eren.

¿Qué te pareció el capítulo 137 de ‘Shingeki no Kyojin’? Cuéntanos en los comentarios.

Escribir un comentario