Para muchos fanáticos del anime, convertirse en animador de sus series favoritas es un sueño, en especial si cuentas con el talento y las herramientas para serlo en el futuro.

El mayor problema es que, contrario a lo que podrías pensar, la industria del anime se sostiene en su mayoría de personas que, como nosotros, amamos el anime, dejando de lado la necesidad de subsistir de sus empleados.

Si bien los rumores siempre han apuntado a que los directores y animadores son los peor pagados, esta vez queda confirmado a través del video de Animator Dormitory Project.

Como un proyecto para apoyar a jóvenes animadores con viviendas de bajo costo para disminuir sus gastos, una de sus formas de recaudar dinero es hablar de los primeros años de la industria de sus inquilinos.

En esta ocasión, Animator Dormitory Project nos contó sobre los ingresos anuales de la industria para un novato, posicionándolo en un promedio de $6000.

Aunque para algunos puede parecer mucho dinero, esta suma nos lleva a $500 mensuales, que quedan ridiculizados cuando los alquileres en las zonas más cercanas a los estudios se estiman en $1.423.

Otros factores a tener en cuenta

Imagen del video de Animator Dormitory Project con las gráficas de cuánto gana un animador en su primer año de empleo.

Aunque en esta ocasión el promedio dio un total de $500 mensuales, hay que tener en cuenta algunas cosas importantes, para empezar, el animador en cuestión trabaja formalmente en un estudio a la par que realiza trabajos freelance.

Esto le permite tener un ingreso extra, pero no todos tienen la suerte de contar con varios empleos a la vez, llevando la cifra de alguien que solo trabaja en un estudio a $450 y los que se dedican solo al freelance de $270.

Si a esto unimos que muchos proyectos hacen un solo pago meses después de iniciar la producción, deja a sus empleados con entradas de dinero que suben de los $2000 en un solo mes, y cobrando $130 al siguiente.

No es de extrañar que la industria se esté quedando eventualmente sin jóvenes que sostengan la antorcha, quienes eventualmente abandonan la vocación al no poder autosustentarse.

Debido a esto es que existe Animator Dormitory Project, un hogar para nuevos animadores a bajo costo para darles una oportunidad de triunfar. Sin embargo, no debemos por ello quitar el ojo de los verdaderos culpables, una industria que se aprovecha del amor al arte mientras inversionistas se quedan con las ganancias.

 

Escribir un comentario