La operatividad de Bethesda ha cambiado desde que se oficializó su compra de parte de Microsoft, teniendo ahora que responder a autoridades más altas.

Con la necesidad de ver valor en su inversión, Bethesda estaría valorando realizar un estreno anticipado de Starfield, la nueva marca en la que han trabajado en los últimos años.

Según rumores recopilados en los foros de ResetEra, se estaría preparando un anuncio de la compañía como parte de un evento especial que Microsoft está preparando para marzo. Con Starfield como el siguiente proyecto en su lista, un estreno acelerado para este mismo año sería el resultado.

Si eres de las personas que todavía exhibe confianza en Bethesda, o estás a tono con su manera de trabajar, puedes reconocer las señales de lo que significaría un estreno apresurado como este: un nuevo Fallout 76.

Un título estrenado a medio realizar y plagado de problemas que “se irían resolviendo sobre la marcha”, desarrolló una hoja de ruta anual que no cumplió en el tiempo previsto y que solo logró hacer consistente dos años después de su estreno.

Los apologistas de Fallout 76 suelen ir en la dirección de valorar un punto de vista donde “Bethesda cumplió” al tratar de construir una historia de redención para este título similar a la de No Man’s Sky en cierto modo. Pero esta modalidad de pagar por la promesa de un juego es probablemente una de las actitudes más nocivas que se puedan tener en la industria.

En caso de confirmarse este rumor, Bethesda también tiene que lidiar con un inconveniente adicional con Starfield. Al ser una marca nueva, el título espacial no tiene el arraigo de aficionados que la saga Fallout cosechó durante años, sino que es un juego que deberá defenderse por sí mismo ante la crítica, sus aficionados y, sobre todo, sus amos de Microsoft.

Lee también:

Filtran primeras imágenes de la nave espacial de Starfield

Escribir un comentario