Los ciudadanos más jóvenes de Tokio pueden respirar tranquilos, dado que la gobernadora Yuriko Koike anunció que no aplicarán medidas restrictivas al tiempo de juego.

Esta situación viene desde el pasado mes de marzo de 2020, donde la prefectura de Kagawa implementó una fuerte restricción al tiempo de uso para los videojuegos de 60 minutos los días de semana y 90 minutos en fines de semana y días festivos.

Para cualquiera que haya jugado un videojuego, esta restricción es notablemente excesiva y bastante controversial, pero que buscan hacer un esfuerzo en combatir la adicción a los videojuegos. En aquel momento, Koike se mostraba favorable a la medida y a su objetivo final.

Sin embargo, cerca de cumplir un año de esta propuesta, la gobernadora de Tokio dio un discurso, recopliado por NetLab, expresando su intención de no seguir esta ni ninguna prohibición para el gaming en la capital japonesa. Esto gracias a una investigación meticulosa de parte de su departamento con respecto a la validez de esta legislación.

Foto de Yuriko Koike, gobernadora de Tokio, declarando en la Dieta que se rehúsa a aplicar restricciones legales con respecto al tiempo de juego de sus ciudadanos

Respuestas de la Dieta

Tras la participación de Koike, el miembro independiente del parlamento japonés, Yoshiyuki Kurishita, ofreció su respaldo a la gobernadora en la decisión tomada, pero criticó abiertamente su cambio de parecer en torno a este tema.

Bajo su criterio, la gobernadora se pliega a las decisiones que mejor le convienen a su imagen pública y que este cambio de parecer se da porque la decisión de la prefectura de Kagawa fue tan impopular que acarreó demandas legales de sus ciudadanos hacia el gobierno por ser una medida que podría estar en violación de la constitución.

Según se expresa desde Crunchyroll, esta medida podría representar una violación al artículo 13 de la ley fundamental del país, al violar el derecho de la autodeterminación de los ciudadanos con una medida restrictiva de este calibre.

La postura de Koike puede venir conectada a que el gaming es una de las actividades que genera más ingresos al mercado interno del país y ser la gobernadora que “suspenda” los videojuegos no acarrea un buen final.

Imagen de GAMERS! con dos chicas, una rubia a la izquierda, sobresaltada y una pelirroja a la derecha, calmada, jugando una partida de videojuegos

Lee también:

Gobernadora de Tokio explora la posibilidad de volver al estado de emergencia

Escribir un comentario