Es un nuevo día para el mundo otaku y, como suele ocurrir, se desata una controversia que se exacerba a muchos niveles. Hoy es el turno de Kobayashi-san Chi no Maid Dragon y Kyoto Animation.

Esto ocurre a medida que nos acercamos al segundo aniversario del atentado al edificio número 1 de KyoAni que dejó un saldo terrible de fallecidos, heridos y una cicatriz al mundo del anime de la que aún muchos no nos hemos recuperado.

El popular estudio de anime no está vencido y se las ha arreglado para honrar la memoria de sus trabajadores y continuar adelante con sus producciones. Entre ellas está la extravagante comedia Kobayashi-san Chi no Maid Dragon, cuya próxima edición llegará en la temporada de verano de 2021.

Los hechos

Una vez más, el diseño de los personajes de esta serie llama la atención de las redes, al tener chicas con apariencia de niñas menores de edad, invocando así al clásico elemento del lolicon y desatando rechazo en diversos sectores de fans. Esto parece haber tocado un fondo bastante oscuro en TikTok, donde, según reportes de Bounding Into Comics y Somos Kudasai, comentaristas de la red social se alegraban del incendio de KyoAni.

Esto tras asumir que el creador del anime falleció en este terrible atentado y que ya no vería crédito por su obra. Iniciando así una vorágine de desinformación y reacciones volátiles que, como siempre, solo sirven para dejar mal a los otakus.

Captura de pantalla con texto ofensivo hacia los fallecidos en el incendio de Kyoto Animation

Voces encontradas

Lo primero que se debe tener en consideración es que en el incendio al edificio número 1 de Kyoto Animation no falleció el creador de Kobayashi-san Chi no Maid Dragon, sino su director Yasuhiro Takemoto. Pero esto normalmente suele pasar por encima de los comentaristas en redes gracias a la habitual falta de crédito en la industria.

Mientras diversas personas se devaneaban en lanzar condenables comentarios de agrado hacia el fallecimiento de estos profesionales del anime a manos de un delincuente, crecía una respuesta defensiva hacia el anime y su contenido. Pero rápidamente se transformó en una desviada crítica en una dirección completamente distinta.

Repentinamente, la discusión saltó desde el diseño de Kanna e Iruru a las ideas de que todo es culpa de los «justicieros sociales» y sus ganas de transformar todo en «políticamente correcto». Un hilo argumental descontextualizado que devela más del tipo de persona que lo utiliza que el punto que intentan presentar.

Resulta bastante triste tener que explicar esto pero: El alegrarse de la muerte de personas inocentes es inmediatamente excluyente de lo que es la justicia social. Utilizar este tipo de comentarios desinformados como una plataforma para ondear una bandera de «no se metan con mi anime» y declarar de manera peyorativa a movimientos y personas que nada tienen que ver, no le hace ningún favor al anime ni a la identidad de los otakus en ninguna parte del mundo.

Seamos todos mejores que eso.

Lee también:

Diseño de Iruru en Kobayashi-san Chi no Maid Dragon S causa polémica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *