El fundador de V1 Interactive ha retuiteado el tuit original de la cuenta oficial del estudio en la que anunciaban el cierre total del estudio. Marcus Lehto, cocreador de Halo, reveló que su estudio ha sido honesto con la situación económica con todos sus empleados y que los apoyará por “mucho tiempo” hasta que consigan nuevos empleos.

V1 se fundó en 2014 en Redmond Washington y desde entonces han estado trabajando en Disintegration, un shooter espacial con un componente online que cerró sus servidores hace poco. El juego recibió críticas bastante dispares en su lanzamiento y el hecho de que no hubiese nadie jugando en el online indicaba las pocas ventas, por lo que queda claro que el estudio no recuperó lo invertido.

Logotipo de V1 interactive.

Otro estudio cae

De esta manera, la empresa no era sostenible por si misma por lo que el estudio cierra sus puertas tras cinco años de trabajo en Disintegration. La situación de V1 Interactive deja claro lo duro que es entrar en la industria a pesar de tener un producto competente (Disintegration no es ni de lejos un juego terrible) y experiencia en tus desarrolladores.

El título se estrenó el 14 de junio del 2020 y en menos de un año ya su estudio no podrá estar atento a darle soporte. El counicado de Lehto no deja claro si el juego se retirará de las tiendas y si la IP pasará a otro estudio más grande en el futuro.

Las reacciones a la noticia han sido de lamento por parte de jugadores y cercanos a Lehto que esperaban que su nuevo proyecto despegara. Además, hay genuina sorpresa en muchas reacciones que esperaban que V1 anunciara otro proyecto pronto para recuperarse. No será el caso, por lo que perdemos otro estudio hoy y quizá a un desarrollador importante como lo es Marcus Lehto, quien fuera el director creativo del primer Halo y artista en las demás entregas hasta Halo 3: ODST

Escribir un comentario