Tras las acusaciones de acoso sexual sobre el CEO de Riot Games, el popular estudio decidió comenzar una investigación para analizar el comportamiento de Nicolo Laurent. Ahora sabemos que dicha investigación no encontró pruebas de mala conducta o acoso sexual vinculadas con las acusaciones de su ex asistente.

En esta investigación se tomó entrevista al CEO, empleados y la junta directiva involucrada en el caso. Riot Games ha hecho una excepción con este caso al hablarlo de forma pública, pero la gravedad del mismo lo ameritaba. Este caso comenzó cuando Sharon O’ Donnell, la ex asistente de Laurent comentó que el ejecutivo la discriminó por ser mujer.

El bufete recomendó redirigir las acusaciones hacia O’ Donnell debido a que según ellos intentó manipular a los testigos del caso, algo que está totalmente prohibido y penado en los Estados Unidos. Por los momentos, Laurent sigue en su cargo de CEO y tras esta declaración del equipo legal encargado de la investigación no hay mayores dudas de que vaya a a seguir ejerciéndolo sin ningún problema.

En busca de la verdad

El equipo legal aclaró que llegar a esta conclusión no fue nada fácil debido a que son conscientes de que en estos casos la situación no es totalmente blanca o negra, sino que tiene sus matices que deben ser analizados para evitar cometer injusticias. De igual forma, comentaron que en caso de tener nuevas evidencias reabrirán el caso y las analizarán para poder garantizar la toma de la mejor decisión.

Este comité viene trabajando desde el 2018 a raíz de unas acusaciones relacionadas con la cultura tóxica que unos ex empleados decían predominaba dentro de Riot Games. Algunas personas dudan del comité debido a sus integrantes y su vinculación con Riot Games, pero por los momentos parecen haber actuado de la forma más objetiva posible en cada una de sus intervenciones en casos de este tipo.

Lea también:

Escribir un comentario