Una de las series más destacadas de la temporada de invierno 2021 es sin duda Wonder Egg Priority, un anime que sigue una ruta muy especial.

Un grupo de cuatro chicas adolescentes, Ai, Rika, Momoe y Neiru, que buscan traer a la vida a personas cercanas que, por razones diversas, terminan quitándose la vida. Ante la tentación de figuras misteriosas, descubren que las almas de sus amigas están atrapadas en estatuas.

Para liberarlas de ese estado, deberán rescatar a más chicas que son presentadas en un huevo, enfrentando toda clase de monstruos que representan sus mayores terrores en vida. Descrito de esta manera, el anime puede saber a poco, principalmente porque su mayor fortaleza vive en los detalles de la presentación, mostrar en lugar de explicar.

Esto se puso de manifiesto en el reciente estreno del episodio 10 de la serie, donde se exploró uno de los temas contemporáneos que suelen ser pasados por alto en el anime: la presencia de personajes sexodiversos y una muestra de explorar la identidad de género apropiadamente.

Captura de pantalla de Wonder Egg Priority, mostrando a Momoe usando un vestido que realza la feminidad que suele ocultar

Kaoru como el reflejo de Momoe

Uno de los temas más recurrentes de la serie es como se percibe a Momoe Sawaki dentro del universo de la serie. Siendo una adolescente alta, de facciones definidas y con una presencia muy andrógina, su entorno suele verla como un chico.

Incluso dentro de las batallas de Wonder Egg, las chicas que debe rescatar se afianzan a Momoe como una especie de “príncipe encantado”. Esta tendencia queda rota por Ai, quien inmediatamente la percibe como una “mujer hermosa, como una modelo”. A partir de este momento, las 4 chicas mantienen una relación cercana en la que cada una expone su verdadero ser.

Pero deben luchar cada batalla por sí mismas y, en esta ocasión, es una de las más importantes para Momoe, por varias razones que llegarán a lo más profundo de su ser. La persona a ser rescatada en esta ocasión es Kaoru, quien rompe con la tendencia de presentar únicamente a mujeres como los objetivos de los monstruos.

Kaoru es un chico trans, siendo presentado de manera nada sutil con una chaqueta en los colores de la bandera de la comunidad y ropa ancha para disfrazar su físico. Al ser también menor que Momoe, ofrece un contraste brillante en la presencia de ambos personajes.

El combate contra el enemigo de turno, el Love Monster, relatan la historia de como Kaoru vio su identidad completamente negada por su senpai del club de kendo de la escuela. Quien abusaría de él y lo embarazaría, llevándolo a terminar con su vida. Inflada de ira, Momoe da cuenta de su enemigo y rescata a Kaoru.

En los albores finales de la sesión, Momoe y Kaoru abren sus corazones y entienden que cada uno a su manera quieren lo mismo. Kaoru es un hombre y desea que lo vean de ese modo y Momoe es una mujer y quiere ser tomada como tal.

Finalmente, ambos descubren que se gustan y comparten su primer beso, antes de que Kaoru desaparezca, como una de las memorias de Wonder Egg.

Un nuevo tipo de representación

Tristemente, el episodio nos deja en esta nota feliz por unos pocos minutos, al dar un giro a la oscuridad pura para Momoe, al tener un encuentro frontal con el mismísimo espectro de la muerte.

Pero no queríamos dejar de reparar en lo que esta edición de Wonder Egg Priority representa para el anime, al abordar el tema de identidad de género de manera frontal y lejos de estereotipos negativos. No se trata de una presentación humorística o de una banalización de una experiencia adolescente, sino de un viaje de descubrimiento para dos personas jóvenes.

No quiere decir que sea una presentación perfecta. La identidad de Kaoru es negada por el mismo sistema de Wonder Egg, al calificarla de “mujer”, cuando la causa de su horror y muerte vienen de la negación de su identidad como hombre. En retrospectiva, las actitudes de Acca y Ura-Acca, quienes manejan el sistema, es increíblemente cruel y podría ser su estilo para lastimar la mente de Momoe.

Sin embargo, la apertura de Momoe y Kaoru a ser como son y poder expresarse de la manera que sus corazones se sienten sin vergüenza ni tristeza, es una pieza vital y muy real de la experiencia de ser una persona sexodiversa y es fundamental que esta generación sea capaz de descubrirlo desde su juventud.

Lee también:

Minami Tanaka se une a la campaña publicitaria de ZOMBIE LAND SAGA REVENGE

Escribir un comentario