El conocido streamer norteamericano Ali ‘Gross Gore’ Larsen quedó prohibido por Twitch por múltiples acusaciones de índole sexual al igual que su condición de socio en la plataforma. Los penosos hechos en que se vio involucrado el streamer sucedieron en el año 2016 y todo parece indicar que han salido nuevamente a la luz pública.

Según dijo el streamer en un video publicado después de esta decisión, los hechos de que se le acusan no fueron del todo ciertos y los mismos volvieron al tapete público después de su gran popularización en Twitch.

Aseveró en su video que en el pasado ya se había disculpado por la mayoría de las acusaciones que hoy salen a relucir nuevamente. Reconoció que en muchas ocasiones “había actuado de forma estúpida” pero que había cambiado mucho a lo largo de los años y que ahora tenia “una mentalidad positiva“.

En el año 2016, Streamer Ali ‘Gross Gore’ Larsen fue prohibido por Twitch después de hacer un comentario sobre un jugador de League of Legends Krepo, diciendo que “dormía con alguien menor de edad“.

Luego de eso, a Gross Gore le fue levantada la prohibición un año después, pero resulta que nuevamente volvió a meterse en problemas cuando tuvo otro incidente de supuesto acoso en RuneFest, siendo nuevamente suspendido.

Una vieja historia que revive

En ese lapso de tiempo Twitch lo prohibió de forma indefinida por: “explotación sexual de adulto al compartir contenido sexualmente sugerente o explícito sin el permiso de la persona representada, como la pornografía de venganza“.

La problemática situación se originó cuando el streamer Gross Gore compartió imágenes de su ex novia Celeste Vega con la madre de esta, lo que pareció una “pornografía de venganza” y de allí se originó la decisión de la plataforma de suspenderlo.

Sin embargo, Gross Gore ha aseverado que “esta prohibición se produce justo después del gran éxito de este año,con alrededor de 10 mil seguidores y con un aumento considerable de suscriptores“.

Más allá de todo el problema suscitado,es obvio que todos los que utilizan las redes de una forma u otra, están en la obligación de ser cautos en sus comentario y acciones para evitar este tipo de situaciones como la del streamer Gross Gore, que lo perjudica no solo a nivel laboral, sino que salpica también su moral y esta mancha sin duda, es más difícil de borrar.

Lea también: