Nunca es tarde cuando se toman medidas para poner a un lado a los tramposos y brindar una experiencia equitativa a todos los jugadores a la vez que divertida y es lo que ha decidido Raven Software, pues ordenó la expulsión de 13.000 tramposos de COD: Warzone.

Si bien nadie dijo que es una tarea fácil, son varias las compañías que están dispuestas a luchar con firmeza contra este flagelo que sufren los juegos online y que socava la confianza de los jugadores y hacen que una gran mayoría abandone el famosos battle royale.

Se espera que esta decisión de Raven Software sea apenas el comienzo de medidas más enérgicas, pues ya han sido acusados en varias oportunidades por la comunidad de Warzone de no poner de sus parte para evitar que estos jugadores se aprovechen de las vulnerabilidades del juego para hacer trampas.

La comunidad de jugadores de Warzone considera que con un buen anti trampas que funcione no se multiplicarían estas situaciones, pues son muchos los casos que siendo expulsado el jugador tramposo, solo tiene que abrir otra cuenta y continuar con su deslealtades en el juego.

Cierto, no es nada nuevo este asunto de las trampas y muy especialmente por la popularidad y gratuidad del juego pero para nadie es un secreto que de un tiempo corto a esta parte,esa modalidad tramposa se ha multiplicado a niveles simplemente insostenibles.

Un juego que mantiene su popularidad 

Sin embargo no deja de asombrar que a pesar de que son muchos los jugadores que han abandonado el juego cansados de estas trampas, el mismo aún revela alto niveles de popularidad y eso simplemente es por la calidad del juego.

Y es que desde el principio ‘Call of Duty: Warzone es una batalla real con la misma modernidad de ‘Modern Warfare’ y la intensidad propia de los enfrentamientos bélicos más fragorosos. Su pico de popularidad aumentó durante el confinamiento por la pandemia pero de no solucionarse esta molesta situación, serán más los jugadores que cada día abandonen el juego.

Lea también:

Escribir un comentario