Un sondeo de parte del portal Safe Betting Sites develó que Pokémon es la propiedad intelectual más valiosa del mundo.

En un artículo presentado por Rex Pascual, se presentó como la serie de los monstruos de bolsillo ha dejado atrás a las entidades más valiosas del entretenimiento. Desde el defenestrado Harry Potter, el evolutivo Universo Cinemático de Marvel, la eterna máquina de ventas de Star Wars y el imperio de Mickey Mouse y Disney, todos palidecen frente a Pikachu y sus amigos.

Los datos presentados son sustanciales y no dejan nada al azar, al ser el fenómeno multimedia más fuerte que existe. Con 70 videojuegos en el mercado, lograron superar la marca de 350 millones de copias vendidas, 14 de estos superando cada uno los 10 millones de copias vendidas.

Todo esto dentro de las generaciones móviles de una sola marca, Nintendo, por lo que no se alimentó de las apariciones de consolas o plataformas diferentes en el gaming, con excepción de una.

Pokémon GO trajo a la mesa la cifra de más 1200 millones de dólares del mercado móvil, con menos de 5 años en el mercado, presentándose como la edición más recurrente de la marca en el mundo de los videojuegos.

En el terreno del cine, Pokémon: Detective Pikachu trajo a la mesa 432 millones de dólares en la taquilla global como la mejor película de videojuegos (si exceptuamos el inflado índice de Warcraft en China en 2016).

Todo esto con el desarrollo de una popularidad que no ha desarrollado un monopolio dentro de sus respectivas industrias, así como una validación a los videojuegos como parte fundamental del entretenimiento. Pero no es la única parte que se debe tener en consideración.

Pokémon también es un pilar del mundo del anime. Con más de dos décadas en el imaginario colectivo, una serie legendaria que no se detiene y una constante producción de material extra, su valor habita en tantos espacios, que su crecimiento no se detiene.

Lee también:

Satoshi Tajiri: De niño explorador a maestro Pokémon

Escribir un comentario