Los jugadores tramposos han existido a lo largo de todos los años de la industria de los videojuegos, no es secreto para nadie. Siempre han existido personas que se han aprovechado de las vulnerabilidades de determinado título para sacar ventaja. Las empresas siempre están tratando de evitar que estas personas sigan desequilibrando el juego.

Ahora contamos con nuevas declaraciones del estudio People Can Fly, los encargados de Outriders, el juego cooperativo que estuvo en período de demostración. El estudio informó que identificó 200 tramposos, este número representa un porcentaje muy pequeño si consideramos que en la prueba participaron 2 millones de personas.

Lo más interesante de este proceso de demostración es que los jugadores tramposos serán marcados por People Can Fly de forma definitiva dentro del juego, así que a pesar de que no serán expulsados sí tendrán una marca definitiva. Esto aplicará para cualquier tramposo al comerte la primera infracción, por lo que se nota que no habrá margen de error.

Esta marca es descrita como una marca de agua sutil, pero visible que estará en el perfil de los jugadores identificados como tramposos. Algunos usuarios creen que esta marca de agua fue pensada en los youtubers que quisieran usar herramientas para hacer trampas y obtener seguidores dentro de sus respectivos canales.

Un castigo muy merecido para estos usuarios

Otro castigo para los jugadores tramposos es que no podrán emparejarse con jugadores que tengan una buena reputación para evitar poder afectarlos. Es decir, los jugadores tramposos solo podrán jugar entre ellos muy al estilo de ‘Fall Guys’.

No cabe duda de que People Can Fly está tomándose bastante en serio el tema de las infracciones, por lo que no permitirá este tipo de comportamientos dentro de su título que saldrá a la venta el 1 de abril para PC, PlayStation 4 y 5, Xbox One y Xbox Series X/S.

Lea también:

Escribir un comentario