Hacer trapas dentro de los videojuegos es algo muy viejo dentro de la industria. Es uno de los males que más afecta al equilibrio de determinados títulos, sobre todo, de los online. Siempre hay jugadores que buscan obtener ventaja de las vulnerabilidades de determinado juego en el que participen.

Hay otro grupo de usuarios que no se conforma con sacar ventaja de algún fallo del juego y van más allá con la compra de determinados software que les den ventaja. Detrás de estos software no permitidos están un gran número vendedores de trampas que buscan lucrarse con este negocio.

Ahora sabemos que la policía china arrestó a un grupo de vendedores de trampa que había sido reportado por Tencent en marzo del 2020. Este grupo era sumamente activo y generaba ganancias diarias de 10.000 dólares, con un total acumulado de 764 millones de dólares en el último año.

Un negocio muy lucrativo

El grupo vendía software trampa para juegos móviles en su mayoría, pero también tenían opciones para juegos como ‘Overwatch’ y ‘Valorant’. Los precios iban desde los 10 dólares por un día de uso, hasta los 200 dólares por un mes. Estos software se vendían en formato de suscripción al mejor estilo de PlayStation Plus, dando acceso a los trampas por tiempo determinado.

Afortunadamente, el 26 de marzo del 2021, es decir, más de un año después de la denuncia de Tencent, la policía china pudo desmantelar al grupo de vendedores. La operación dejó a 10 vendedores y cerrando un total de 17 páginas. Las autoridades chinas revelaron que parte del dinero obtenido se había utilizado en la compra de vehículos de lujo y propiedades. También mostraron su deseo de seguir colaborando para mantener a los videojuegos como lugares libres de tramposo.

Lo cierto es que siempre es positivo ver cómo se eliminan a los tramposos de determinados juegos, ya que los mismos solo afectan al equilibrio creado por sus desarrolladores.

Lea también:

Escribir un comentario