Cuando las consolas de nueva generación salieron a la venta a finales del año 2020 en gran parte del mundo, millones de usuarios de la industria se interesaron por hacerse con una de ellas. Esto no ha sido nada fácil debido a la escasez de las consolas en todo el mundo sumado a la alta demanda.

A todo esto hay que sumarle la presencia de programas que detectan de forma automática la llegada de nuevas consolas a las tiendas. Esto hace casi imposible que los usuarios logren comprar una PS5 o una Xbox Series X. Muchas veces, estos programas son utilizados por jóvenes revendedores que buscan ganarse miles de dólares de forma fácil.

Revendedores que colapsan el sistema

Ahora contamos con un reporte de la BBC británica en la que se habla del caso de dos jóvenes revendedores de 17 y 18 años que reportan haber ganado miles de libras, pero que el precio a pagar ha sido recibir muchos insultos y amenazas por parte de otros usuarios que saben que son revendedores.

“Sinceramente, no llevo la cuenta. Quizá 10.000 libras desde noviembre. Al principio cuando el stock era limitado, podías vender fácilmente una PS5 por 800 libras. No soy un estafador, soy una especie de emprendedora. La realidad es que si compramos el suministro, somos dueños de él y podemos fijar el precio. Algunas personas de estos grupos lo hacen para alimentar a sus familias”.

Estos revendedores comentan que a pesar de ser compradores anónimos han recibido muchas amenazas por parte de personas adultas. Saben que este tipo de amenazas son comunes dentro de internet, pero no por eso dejan de afectarlos. Hay que recordar que un grupo de legisladores quiere crear una ley que incluya a la reventa de consolas como algo ilegal dentro del Reino Unido, pero por los momentos esto no se ha concretado así que los revendedores seguirán lucrándose en estos países.

Lea también:

Escribir un comentario