A pesar de las advertencias y los cuidados que se pudieran tener, nada pudo detener el torrente de spoilers del final de Shingeki no Kyojin.

El manga de Hajime Isayama ofrece una conclusión a una de las historias más importantes de este medio en los últimos años, arrastrando por más de una década a millones de personas en todo el mundo.

Obviamente, el hambre por saber el final lo antes posible iba a dominar al fandom, pero la proliferación del mismo hizo que muchas personas alrededor del mundo atacaran abiertamente al Twitter oficial de la obra.

Esta cuenta es manejada por el editor de Hajime Isayama, Shintaro Kawakubo, quien se encarga de hacer publicaciones de cada promoción, publicación y evento que involucre a la marca. Fue a través de este mecanismo que se dieron a conocer las medidas que tomaría Kodansha hacia la piratería del manga de Shingeki no Kyojin.

Pero la cuenta ahora sufre de numerosos ataques y menciones sobre el contenido del final, afirmando que la historia está arruinada. Exigiendo que Isayama cambie el final de la historia y que esta no sea la conclusión, se desarrolló un consenso popular de que el anime tuvo un final malo según estos usuarios.

Otras personas, específicamente japoneses, respondieron a la controversia atacando a los usuarios. Al acusarlos de leer ilegalmente el manga y creer que pueden criticar la obra sin temor a represalias legales.

Aunque inicialmente Kawakubo mantuvo las reacciones abiertas, con el paso de las horas cerró el acceso a menciones a la cuenta de Shingeki no Kyojin. Que vale la pena recordar, no ha estrenado oficialmente el capítulo final del manga.

Desde esta ventana sostenemos que, sepas el final de Shingeki no Kyojin o no, no está bien acosar a nadie por el contenido de la historia y condenamos abiertamente reacciones de este tipo.

Lee también:

Capítulo final de Shingeki no Kyojin está listo para su publicación