De acuerdo con PCgamer, Activision finalmente irá a la corte a defender el derecho de usar el nombre Call of Duty: Warzone y Warzone en Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. Y es que el demandante, conocido como Fizzer, es el creador de un juego de estrategia llamado Warzone y considera que Activision está rompiendo las marcas del registro de patentes.

Warzone, el de Fizzer, se lanzó en 2017 y es básicamente un juego de explorador en el que controlamos a distintos grupos en competición con nuestros amigos. La idea es básicamente conquistar el mundo turno a turno usando diferentes cartas que representan estrategias mundiales de conquista.

Warzone de Fizzer.

Nombres parecidos

Fizzer también lanzó Warzone Idle para móviles y es básicamente el mismo juego adaptado a los dispositivos de bolsillo. Así que Fizzer ya cuenta con un par de juegos que se estrenaron antes que Call of Duty: Warzone, que se estrenó en marzo del 2019.

De acuerdo con Gamesindustry, Activision tenía que haber dado una respuesta en diciembre pero pidió más tiempo, una prórroga que solo puede pedir cuatro veces. Hoy es el último día que tenía para responder, por lo que probablemente irá a la corte para defender su derecho a registrar su marca.

Oficinas de Activision.

El mismo medio recalca que ya Activision mandó una carta preliminar de respuesta en la que afirmaba que no veía cómo nadie podía confundir un juego como Warzone con Call of Duty: Warzone. Y agregó que el tipo “Warzone” (zona de guerra) se usa en muchos juegos de guerra en la actualidad y que ninguno se confunde con otro.

A estas alturas vale acotar que Fizzer busca compensaciones económicas razonables para él y su abogado, por lo que parece que Activision tendrá que armar una buena defensa si quiere evitar este pago que no esperaba por registrar sus marcas.

Lea también

Paquetes de despido de Activision Blizzard desatan controversia en redes

Escribir un comentario