No sin cierto estupor pudo contemplarse la violenta escena que escenificó el Capitán América en la serie The Falcon and the Winter Soldier transmitida por Disney+ cuando este utilizó su emblemático escudo para matar a sangre fría a uno de los super soldados mientras se encontraba en el piso ya rendido ante la vista de decenas de civiles que lo grababan.

¿Un sabor amargo? Sin duda. Nadie se esperaba una actuación tan violenta y a sangre fría de un superhéroe y este es el tema central de este artículo: si en el futuro el devenir de los superhéroes será convertirlos en individuos violentos, tal y como vimos en episodio 4 de la famosa serie.

Antes de entrar de lleno en el tema es importante aclarar que Marvel ha estereotipado sus superhéroes para todo público, con un alto sentido de la justicia y un sano sentido del humor mientras que si nos vamos a los personajes de DC Cómics nos encontramos con unos superhéroes un poco más oscuros en su accionar y aunque suelen ser más violentos que los personajes de Marvel, no llegan a los extremos de cometer homicidios con absoluta alevosía como el visto en el cuarto episodio de El Soldado de Invierno, indistintamente que el Capitán América hayan tomado un supersuero o no, pues se está hablando de la acción cometida y no de la sustancia que tenía en su cuerpo.

Wyat Russell usando el traje de Capitán América

 

Personalidades de los superhéroes y la imagen que proyectan

Desde muchos años atrás los superhéroes se han caracterizado por enfrentarse a sus enemigos con valentía y sin traiciones, al contrario de los villanos de quienes se espera cualquier accionar contrario a los valores que puedan promocionar los héroes.

Los superhéroes siempre han sido vistos como personajes dignos de imitar, pues gracias a ellos se libraban de problemas a las ciudades, pero también se ha ahondado en su mundos interiores y así tenemos que mientras Batman es considerado un personaje solitario y amigo incondicional, Spider-Man es muy altruista y pacificador.

Lo contrario se diría de Iron Man, un personaje caracterizado por un gran ego y sus aires de insoportable grandeza mientras que Superman es un defensor que encarna la propia dualidad humana mostrando dos facetas de su personalidad entre una persona simplona y un hombre muy seguro de sí mismo.

Absolutamente todos los superhéroes tiene sus propias características y aquellas que pudieran considerarse fuera de tono son fácilmente disculpadas por su fans, pues el prisma con que son mirados no están empañados por prejuicios de ningún tipo.

Bajo esa premisa tenemos que los superhéroes, aunque actúen de forma brusca, su accionar siempre ha estado justificado, sin embargo, en el caso concreto de la violencia explicita como la vista recientemente en The Falcon and the Winter Soldier, cabe hacerse una pregunta y es que si este nuevo giro en el comportamiento de superhéroes tan emblemáticos como Capitán América será la regla o la excepción.

Si nos atenemos a que será la regla veremos entonces el comienzo de tramas más oscuras para justificar acciones dignas de películas con niveles de violencia que serían simplemente inaceptables en los superhéroes, pues estos siempre han sido modelos a imitar.

Narrativas crudas para justificar la violencia

En las películas de superhéroes al igual que en los cómics, la agresión y la violencia siempre fueron mostradas de una forma “embellecida” por decirlo de alguna manera, pues el protagonista de la agresión, léase el superhéroe, posee cualidades atractivas deseosas de ser imitadas por el publico juvenil e infantil y por si fuera poco, esa violencia también era saneada, es decir que al igual que en los dibujos animados, no se visibilizaba en toda su cruda realidad el daño físico o psicológico causado al enemigo, hasta ahora, donde vimos un escudo lleno de sangre y un enemigo masacrado.

Si a esto le sumamos que en la actualidad emiten unas series protagonizadas por unos supuestos “superhéroes” que promulgan y practican los anti valores más básicos, entonces el problema comienza a tomar cuerpo y tenemos dos ejemplos. Uno de ellos es la serie Invincible, transmitida en Amazon Prime Video cuya trama se centra en un adolescente que convive con sus poderes y divide su vida entre un estudiante normal y otro ser especial, con una dualidad al mejor estilo de Superman.

La trama en general es una mezcla de violencia explícita que lleva un mensaje muy claro y es que los superhéroes pueden ser realmente malos creándose una línea muy difusa entre ellos y los villanos. La consecuencia más inmediata de esta imagen que proyectan es que tanto los niños como los jóvenes se desensibilicen ante la violencia y ni hablar del aprendizaje de conductas agresivas, pues de eso está lleno la televisión.

Otra serie de anti héroes pero disfrazados de superhéroes es The Boys, transmitida en el mismo Amazon Prime Video. Aquí vemos unos personajes que fueron creados por una corporación y ciertamente no puede decirse que tengan un lado oscuro, no, para nada, pues todos ellos no tienen laditos oscuros, sino tinieblas absolutas que reptan por el pantano de sus retorcidas personalidades que los hacen amantes de una violencia que raya en la depravación para enaltecer sus enfermizos egos.

El tema se ha vuelto tan preocupante que investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania analizaron diez películas de superhéroes entre los años 2015 y 2016 y llegaron a la conclusión que los superhéroes promediaron más actos violentos que los villanos, en una proporción de 1.021 actos de los buenos contra 599 actos efectuados por los llamados malos.

Esta investigación también demostró que los personajes masculinos eran 5 veces más violentos que los personajes femeninos y recomendaron a los padres que podían ayudar viendo las películas con sus hijos y negándoles esa influencia adversa de estos supuestos héroes minimizando o antivalorando sus nefastas acciones.

Invincible: la colorida y violenta serie sobre superhéroes de Amazon Prime
Serie Invincible transmitida por Amazon Prime Vídeo

El lado menos educado del Capitán América

Volviendo al cuarto episodio de The Falcon and the Winter Soldier y la penosa escena del Capitán América asesinando a mansalva a un enemigo vencido, muchos podrían decir para justificar su accionar, que este no tiene un lado oscuro sino “menos educado” y que este lado logró salir a flote gracias al suero del super soldado que tomó, pero eso sería como decir, discúlpenlo que estaba drogado y ese no es el camino para pretender justificar lo injustificable.

Si es por tener en su cuerpo una sustancia que enervó esa oscura parte de su personalidad, entonces el mensaje sería que todos los drogadictos que asesinan y comenten actos delictivos tendrían justificados su delictuoso accionar y no, tampoco, esta no es la idea. Ni en el mundo, ni en la sociedad ni en el comportamiento del Capitán América ni de nadie, así de sencillo, pues estamos hablando de la imagen de un héroe que es imitado durante generaciones enteras, por miles de niños y jóvenes en el mundo entero por los valores que promulgaba.

Por otra parte, los creadores de la serie también podrían alegar que el Capitán América es un personaje tenaz que siempre ha sido representado de acuerdo a la era en que vive y que este nuevo personaje que tenemos al frente de la serie nos está demostrando que también es humano y que tiene sus dualidades internas como cualquier otro habitante del planeta, pero no, también se equivocan. Para representar personaje con esas características violentas existen miles, millones de películas, pero ciertamente, no tienen cabida dentro del mundo de los superheroes.

Ahora, la pregunta que devendría sería la siguiente y es si este nuevo giro del personaje lo convertirá en un supervillano con todos los antivalores que caracterizan a estos últimos o por el contrario, es tan solo una faceta fea y momentánea para luego volver a encauzarlo al típico superhéroe con su valores morales ya no tan intactos.

El desarrollo del arco de los personajes centrales dan una idea de que por un tiempo, la trama oscura de la serie revelará actitudes también oscuras de los personajes, pero no creemos que Marvel desee mantenerse en esa tónica por mucho tiempo y no porque no le guste o no le parezca interesante explorar esos caminos.

Marvel sabe que el target principal de sus productos son los niños y de seguir por ese camino, simplemente las películas ya no serían para todo público sino que comenzarían a tener clasificación para adultos y eso no parece factible que les convenga, más allá que a muchos les resulte atractivo estas nuevas facetas retorcidas de los superhéroes.

Solo el tiempo dirá qué derroteros escogerá Marvel en sus futuras películas y series, pero es de desear que no sea un aporte más para hacer llegar a su gran público juvenil mensajes distorsionantes y alejados de valores intrínsecos en el ser humano, pues de eso ya está lleno el mundo y lo que se desea es mantener la fe en superhéroes con altos principios morales sin necesidad de quitarles su parte humana y eso sería de agradecer en este mundo rebosante de mensajes llenos de irrespeto, arrogancia, deshonestidad, intolerancia e injusticia.

Lea también:

Escribir un comentario