Es prácticamente una constante de que se de un comentario que desate controversia en el mundo del anime, siendo ahora el turno de Ijiranaide, Nagatoro-san.

La serie de anime estrenada en la temporada de primavera de 2021 estaba marcada para ser controversial desde el inicio por su temática. Pero en esta oportunidad la discusión parece venir de otras fuentes, al publicarse comentarios racistas sobre la protagonista.

La fuente es el portal 4chan, que predeciblemente se mantiene en pie como un espacio eminentemente racista y de posturas extremistas. El tema que señalaron fue el color de piel de Hayase Nagatoro, la protagonista de la comedia animada.

Al tener una tonalidad bronceada, no fueron escasos los usuarios que se abalanzaron a usar epítetos racistas para referirse a la chica que le gusta molestar a su senpai. Presuntamente, la publicación fue borrada, gracias al reporte de Somos Kudasai.

Sin embargo se puede tratar de que la publicación se perdió en el rápido mundo de la plataforma. En cualquier caso, es una exhibición más de la cultura tóxica que suele rodear al anime y que no parecen hacerse muchos esfuerzos en alterar.

El debate que no debemos tener

La respuesta más común entre quienes han visto estos comentarios en redes sociales es iniciar el debate sobre si Nagatoro es de hecho una persona de color o no. Foros como Otakomu en Japón se enfocan en expresar que este tipo de ideas nacen de una mala interpretación.

Dado que consideran que se trata de una chica bronceada más que de una persona de color, se observa que el racismo hacia el personaje es infundado. Observando, además, que los fans occidentales son muy proclives a ser racistas.

Estos puntos, que pueden parecer validos para algunos, son esencialmente irrelevantes y solo sirven para cubrir la situación a la que debe ponerse foco. El racismo es inequívocamente malo y es completamente inútil poner en tela de juicio la etnia o el color de piel de un personaje.

No tiene la menor importancia que Nagatoro sea o no una persona de color, lo importante es que los epítetos raciales no pueden ni deben seguir siendo parte de ningún espacio social.

Lee también:

Nagatoro y senpai se conocen en el primer tráiler de Ijiranaide, Nagatoro-san

Escribir un comentario