El tema de las demandas legales dentro de la actual industria de los videojuegos afecta a los tres principales marcas del sector. Microsoft, Sony y Nintendo han tenido que ir a las cortes para defenderse de acusaciones que alegan que cada una de estas empresas ha distribuido controles defectuosos.

Estas demandas se basan en que las empresas conocían estos errores, pero igualmente los lanzaron a la venta. Ahora sabemos que Microsoft logró que una demanda colectiva por problemas con controladores Xbox se resuelva fuera de los tribunales a través de un arbitraje.

Microsoft había solicitado en febrero de este año que el caso se resolviera fuera de los tribunales por parte de un juez imparcial. Esta demanda fue presentada hace un año por el bufete de abogados CSK & D, casualmente, el mismo grupo jurídico que demandó a Sony y a Nintendo por cuestiones similares.

Este bufete de abogados cree que el tamaño de controladores con fallas es lo suficientemente considerable cómo para tomar acciones legales en contra de Microsoft por la acción que perjudica a miles de usuarios en todo el mundo.

Un problema de vieja data

Los controladores fueron sometidos a diversas pruebas y una de ella determinó que el problema se deriva porque la palanca presenta una falla de diseño en el potenciómetro, un elemento más que importante dentro del dispositivo porque es el que traduce el movimiento físico de la palanca en movimientos dentro de los juegos.

La demanda alega que este problema está presente desde el 2014 y Microsoft no ha hecho nada por corregirlo, lo que es una falta de respeto para los jugadores. Lo cierto es que este tipo de demandas siempre resultan polémicas porque cuentan con el apoyo de los usuarios que han sido afectados por este tipo de problemas que lamentablemente con tan comunes actualmente.

Lea también:

Escribir un comentario