Imagen promocional del anime de Koi to Yobu ni wa Kimochi Warui

Incremento de animes románticos de adultos con menores de edad preocupa a aficionados japoneses

Los estrenos recientes de series de anime como Hige wo Soru. Soshite Joshikousei wo Hirou o Koi to Yobu ni wa Kimochi Warui, han llamado la atención de los aficionados en Japón.

Exponiendo un creciente interés en presentar historias románticas de hombres adultos y chicas de preparatoria en los medios de las novelas ligeras, manga y ahora en el anime mainstream. Al ser el entretenimiento estelar de Japón, no puede negarse el efecto influyente de estas historias en jóvenes impresionables.

Gracias a la cobertura de Somos Kudasai, se ha develado en foros como Yaraon! que más historias de este tipo estarían en proceso de ser consideradas a ser adaptadas si esta temática alcanza cierto arraigo en la afición, cosa que a todas luces es muy posible.

Pero, ¿Cuál es el gancho de este tipo de historias? ¿Qué le ofrecen a los aficionados al anime? y ¿Este cambio de perspectiva obedece a una agenda social?

Para hacer este análisis, revisaremos principalmente el enfoque de las perspectivas de las obras románticas de índole heteronormativa, por lo que las características de las obras BL y GL no entrarán a juego.

Nacido del shoujo y heredero del isekai

Una de las principales características que parecen tener las historias románticas del anime contemporáneo es el salto en el punto de vista del rol del protagonista masculino. En los orígenes de esta temática en el manga shoujo, los chicos tenían consigo un aire idealista que se sustentaba en sus fortalezas como personas.

Las circunstancias que sufrían y como las enfrentaban, dependiendo de la historia, iban en dirección de su madurez como personas y como compañeros románticos de su contraparte femenina. Esto cambia con la proliferación de comedias románticas centradas a un público masculino.

El término “comedia romántica” termina transformándose en un abanico para reunir obras muy diferentes en la misma estela, incluyendo series eminentemente shoujo y obras abiertamente harem en el mismo espacio. Son estas últimas las que engrasan el motor de historias que impulsan la experiencia masculina en ámbitos idealizados desde su lupa.

Para colocarlo más simple, chicos “normales” a los que la narrativa presenta como atractivos para las chicas más hermosas de su universo, llegando ellas a pelear entre ellas por su afecto. Nada de esto es nuevo, pudiendo verse en muchos géneros del anime más allá de los románticos.

Pero este es el hilo que conecta esta tendencia del anime a exponer abiertamente historias de hombres con chicas de preparatoria: La idea de ser el primer amor ideal de una mujer joven. Ya no basta con ser el héroe legendario de un mundo nuevo, porque ahora es más interesante ser el héroe para la vida real de una jovencita, en un traslado del concepto de salvador a un punto “real”.

Apostando por esto mientras se pueda

La publicación de este tipo de historias resulta llamativa por un tema en particular: la legislación japonesa aprobó que la edad legal de consenso para hombres y mujeres es de 18 años, aplicándose a partir de abril de 2022.

Esto tira por la ventana toda la retórica del hombre adulto saliendo con una colegiala de 16 años siendo perfectamente legal, que es el pilar fundamental que sostiene la lógica de este tipo de animes.

Por ello podemos considerar que este tipo de estrenos están aprovechando para crear una tendencia mientras les sea posible. Pero si es importante tener en cuenta que este estilo de historias tendrán fecha de caducidad.

Lee también:

Japoneses discuten sobre la trama de animes polémicos como Hige wo Soru. Soshite Joshikousei wo Hirou.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web