Uno de los universos más peculiares e insondables del mundo de los fandoms es el Pokémon Trading Card Game.

Las tarjetas coleccionables de la franquicia de entretenimiento más lucrativa de la historia suelen aparecer entre los artículos más cotizados en espacios de intercambio. Mientras más rara es la unidad, demanda un precio más alto, al más puro estilo de las antigüedades de toda la vida.

Pero en este caso el valor percibido es uno de los más llamativos, dado que la presencia del juego de cartas como entidad competitiva sigue siendo muy insular. Esto no ha detenido que una de las cartas más raras de la historia se convierta en tendencia.

No se trata de ningún monstruo de bolsillo o personaje icónico de la serie, sino una rendición especial de Tsunekazu Ishihara, presidente de The Pokémon Company. Su posición y su imagen lo suelen confundir con Satoshi Tajiri, creador de Pokémon y presidente de GameFreak, sin embargo se trata de figuras muy diferentes.

La carta de Ishihara, en condiciones perfectas y con su firma, ha comandado un precio de subasta de 250.000 dólares americanos en una subasta presentada por la casa Goldin Auctions. Todo habría sido perfecto si la agencia se llamase Goldeen Auctions.

Con un dibujo del ejecutivo sosteniendo una Master Ball y con un Rotom bajo su brazo, la pieza autografiada tiene ahora un dueño específico que no fue develado. Cabe acotar que esta no es la carta más valiosa de la historia de este juego, pero es definitivamente una de las más llamativas al no tener a ningún personaje de la serie.

En muchos territorios, la mercancía de Pokémon demanda un respecto muy específico por parte de un fandom ávido de material como este. Mientras que en gran medida se decantan por los videojuegos, los amantes de las cartas se mantienen fieles.

Lee también:

Arrestan a sospechoso de falsificar paletas de helado para ganar cartas Pokémon

Escribir un comentario