La industria de los videojuegos es una de las más sólidas de la actualidad gracias a lo bien que se ha podido adaptar a la llegada de la pandemia. Lamentablemente, esto no significa que no sufra ciertas oleadas de despidos en algunos de sus principales estudios como las sucedidas con Blizzard.

Ahora sabemos de un nuevo caso de despidos masivos en el caso del estudio Toys of Bob. Este estudio es propiedad de Activision y aún no se conoce el número de empleados que fueron despedidos en esta ocasión.

Estos estudios llegan justo después de que el estudio anunció que apoyaría en el desarrollo de Call of Duty: Warzone, una de las joyas de Activision.

La información fue revelada por Nicholas Kole, un diseñador de personajes que había sido contratado para trabajar en Crash Bandicoot 4. Kole acotó que no se trata de un cierre total, pero sí fueron despedidos todos sus compañeros de trabajo, por lo que se trata de un despido importante.

Otro de los detalles que no se conoce a raíz de este despido es si Toys for Bob trabajará de forma permanente en Call of Duty: Warzone o si será una contribución limitada a la temporada tres del popular battle royale.

Unos despidos muy lamentables

La mayoría de los estudios de Activision están trabajando  en Call of Duty: Warzone, por lo que no sorprende la colaboración entre ambas partes, pero sí la ola de despidos dentro de un estudio tan sólido.

Toys for Bob se fundó en el año 1989 y en 1990 lanzó a la venta Star Control. De igual forma el estudio estuvo involucrado en el caso de Skylanders, por lo que tiene dentro de su haber grandes licencias como Spyro Reignited Trilogy y Crash Bandicoot 4.

Por los momentos solo queda esperar tener información oficial por parte de los líderes de Toys for Bob.

Lea también:

Escribir un comentario