Imagen tomada del anime Shirobako con las protagonistas mirando a la pantalla.

Kadokawa abre el debate sobre la explotación a los animadores

El pasado 3 de mayo Kadokawa liberó su informe anual de ingresos en el que detalló los planes que tiene la compañía a futuro, siendo uno de los más llamativos la producción de 40 animes al año a partir de 2023.

Este aumento en la creación de contenido animado está motivado a los ingresos que aportó su distribución en Japón, así como la venta de las licencias en Occidente durante la pandemia, llevando a Kadokawa a explorar el mundo del anime más de cerca.

Si bien esto parece algo positivo para los amantes de las series japonesas, al tener al año más series de lo habitual, la realidad es otra, una muy dura donde se discute si los animadores no acabarán siendo explotados para lograr este cometido.

La explotación a los animadores en el mundo del anime

Para nadie es un secreto que trabajar en el mundo de la animación, en especial si te encuentras en Japón, es bastante ingrato, con salarios bajos y plazos cortos para llevar a cabo grandes producciones.

Por lo general y dependiendo del tamaño del estudio, lo común es que por temporada cada compañía se encargue de 1 a 2 animes a la vez, pero bajo el nuevo ritmo de Kadokawa estaríamos hablando de 3 a 4 cada tres meses.

Sin abrir nuevas filiales o incluso invertir en el equipo que ya tienen, todo apunta a que la respuesta sería explotar al equipo con el que ya trabajan, siendo no solo un acto despreciable sino un despropósito para todo fanático.

Cantidad sobre calidad

Si no eres de los que suele importarle quienes o como se trabaja para sacar el anime adelante, entonces hay algo que si te puede disparar las alarmas, y es que, a mayor cantidad, la calidad disminuye drásticamente.

Si quieres un buen ejemplo actual, tienes a ‘Shingeki no Kyojin: The Final Season’, en el cual, tras realizar la animación apresuradamente y el trabajo en paralelo de otras series por parte de MAPPA, hizo que millones de fanáticos lloraran por los cambios.

Detrás de Eren colocándose mal la gabardina, había todo un equipo que realizó la animación en 6 meses en lugar de 9, trabajando a la par del lanzamiento de los capítulos, mal pagados y explotados, pero todo lo que contó fue que Mikasa ya no era bonita.

¿Y tú qué opinas? ¿Crees que Kadokawa y su equipo puedan mantener el ritmo de 40 animes al año? De las 40 series que salen en promedio por temporada ¿cuántas ves? Cuéntanos en los comentarios.

Lee también:

Kadokawa tiene como objetivo la producción de 40 series al año.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web