Una de las obras más importantes del mundo del anime es sin duda Hotaru no Haka (La tumba de las luciérnagas) de la mano de Isao Takahata.

La película de Studio Ghibli fue una de los pilares fundamentales en establecer la reputación del estudio como una de las casas más importantes de la animación. Siendo ahora, merecidamente, un objeto de estudio académico.

Un nuevo análisis viene de la pluma de Alex Dudok de Wit, en donde revisa con exactitud la película de Ghibli, así como la obra original de Akiyuki Nosaka y los cambios que tuvo en la adaptación.

Como el centro de la historia del film, el escritor y editor revisa la perspectiva de la obra sobre el vivir en medio de la catástrofe de la Segunda Guerra Mundial, narrada desde al experiencia de ambos autores.

Respondiendo a una entrevista para Anime News Network, Dudok de Wit expresó que esta película es la obra más personal de Takahata, al incluir en la historia original de Nosaka sus propias experiencias durante la guerra. Un pasado con el que los japoneses tienen una relación complicada.

En el caso de Takahata, se explica que no solo vivió la guerra y sus resultados, sino el cambios social que se trajo posteriormente. La democracia posguerra trajo consigo una modificación de los valores nacionales, generando una fuerte desconfianza en las autoridades para su generación.

El autor de este análisis también expuso una serie de críticas hacia obras posteriores de anime que tratan sobre la Segunda Guerra Mundial, que buscan alejar a Japón de las partes más severas del período, incluyendo una tendencia a presentar al país como víctima en lugar de victimario.

BFI Classics: Grave of the Fireflies es una obra literaria auspiciada por el British Film Institute, que salio a la venta hoy a través de sus canales de ventas. Si quieren conocer  un análisis profundo del clásico de Ghibli, no pierdan la oportunidad de leer esta obra.

Lee también:

Las películas de Studio Ghibli estarán disponibles en HBO Max

Escribir un comentario