Con la novena generación de consolas ya establecidas como el estándar de la industria, varias marcas y periféricos están dando el salto definitivo en su dirección.

Aparentemente es el turno de la PlayStation VR, el sistema de realidad virtual exclusivo de la consola de Sony y uno de los espacios en donde pueden operar sin competencia directa de consolas rivales.

Obviamente, el poder dentro del mundo de las plataformas VR se sostiene entre la poderosa Oculus y marcas como HTC, que operan en base a la PC. Pero el desinterés de Microsoft y la falta de capacidad técnica de Nintendo para ofrecer algo en este espacio, le dan a Sony un amplio margen para su plataforma.

Para los fans de PSVR, el salto generacional estaba entre sus planes desde el inicio, a pesar de haber sido avisados de que tomaría un poco de tiempo el optimizar sus detalles y preparar el hardware. Pero un reporte extraoficial recopilado por el portal UploadVR develó parte de las condiciones que tendrá la nueva versión.

Según fuentes dentro de las compañías filiales con las que opera Sony para la construcción de esta plataforma, la nueva versión de PlayStation VR no tiene un nombre oficial (por lo que puede mantener su denominación como PSVR 2). Sin embargo, ciertas características de la plataforma si fueron develadas.

Incluyendo una resolución de 4000×2040 pixels (2000×2040 por ojo), sistemas de ajuste para separación de ojos y renderizado graduable automático. Además, se incorpora la capacidad de vibración háptica desde el motor de la cabeza.

Un tipo de respuesta similar al que se ofrece desde el mando DualSense, que sigue siendo la principal muestra de orgullo de la nueva consola de Sony. Con este tipo de aditamentos, la expectativa es que PlayStation 5 logre sacar una ventaja sobre la competencia, pero para saber esto habrá que esperar.

Lee también:

Low-Fi se confirma como título exclusivo de PlayStation 5

Escribir un comentario