Tarjeta madre.

De acuerdo con Digitimes, la distribución de tarjetas madre ha disminuido entre un 15 y un 20% en 2021. Esto se debería al mercado de segundo mano que está nutriendo a los jugadores en necesidad de una tarjeta madre y a los packs que venden una tarjeta madre con un procesador, o una tarjeta madre con una tarjeta gráfica.

Se podría resumir en que esta abundancia de gráficas y baja demanda se debe, de nuevo, a la escasez de tarjetas gráficas. Como se puede comprobar en Newegg y tiendas similares, las medidas para evitar a los revendedores de gráficas pasan por vender gráficas junto a una tarjeta madre. De esta manera, muchos jugadores compran el combo, pero no necesitan de la MOBO, por lo que la venden en el mercado de segunda mano.

Cadena de perjuicios

De esta manera, los jugadores compran estas tarjetas madre de segunda mano y sobran en las tiendas. Es todo una cadena que deriva en que los principales productores de MOBO de Taiwan reporten a Digitimes que la demanda es menor, y por lo tanto también lo será la producción, al menos mientras dure este fenómeno.

Tarjeta gráfica en tarjeta madre.

La escasez de componentes ha terminado afectando a básicamente todas las industrias que venden dispositivos electrónicos, incluidos los automóviles. Aún no se descarta que otros componentes suban de precio así que lo recomendable es hacerse con ellos mientras están a la baja, ya que siempre hay riesgo de que escaseen.

Ahora mismo los SSDs, memorias RAM y GPUs están a un precio casi impagable, lo mismo para las consolas (que dependen de AMD y sus chips) y, como ya explicamos en su momento, todo esto se debe a la pandemia. Por ahora, es bastante difícil armar una PC gamer así que parece que tendremos un mal año para el PC gaming en ese aspecto.

Lea también

Las nuevas gráficas de AMD serían el triple de rápidas que las actuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *