Este 20 de mayo de 2021 se marca una de las fechas más duras para el mundo del manga y del entretenimiento en general, con la partida física de Kentaro Miura.

El autor del icónico manga Berserk ha fallecido a los 54 años de edad el pasado 6 de mayo, producto de una disección aortica aguda. Una condición altamente inusual para muchas personas, pero congruente con sus reportados problemas vasculares. Hoy se publicó desde la editorial Hakusensha el comunicado de su fallecimiento, a través de sus canales oficiales.

Como es usual, el anuncio se dio varios días después con el fin de respetar el duelo de sus familiares y allegados, permitiéndoles despedir a Miura de manera privada antes de la oleada de reportes y reacciones de sus aficionados y los medios. Estas no tardaron en llegar.

Berserk es uno de los mangas más importantes de la historia, no solamente dentro del universo del entretenimiento japonés, sino como una referencia casi obligada de la fantasía oscura en pleno. La calidad de su narrativa, arte, historia y atención al detalle son una de las fuentes de inspiración más grandes para muchas obras.

Una de las muestras más grandes de ello es toda la franquicia Souls, donde Hidetaka Miyazaki incorporó sustanciales elementos y referencias al manga de Miura, desde la brutalidad del contenido hasta la iconografía que el mangaka desarrolló para su obra más famosa.

En 2002, Kentaro Miura fue galardonado con el premio Tezuka por su trabajo en Berserk, considerado como una pieza culturalmente relevante para todo el medio y la nación. Además de haber alcanzado más de 50 millones de unidades vendidas, haciendo de esta obra una de las más lucrativas del mundo del manga.

Podríamos pasar horas listando las referencias que vinieron con el trabajo de Kentaro, la influencias que generó y las vidas que marcó. Pero cualquier resumen de su vida y obra se van a quedar cortos, dejándonos solamente con la tragedia de una pérdida irreparable para el mundo artístico.

Descanse en paz, Kentaro Miura.

Lee también:

Hajime Isayama: La mente detrás de los titanes

Escribir un comentario