A través de la publicación de un nuevo informe, Activison ha dado a conocer todos los pasos que ha ido dando para ayudar a combatir la toxicidad en los videojuegos y en lo que va de año, aseguraron que han prohibido un total de 350 mil cuentas en Call ofDuty: Warzone, Black Ops Cold War, Modern Warfare y Call ofDuty: Mobile aunque apenas esto es el comienzo.

Con una agresiva cruzada antitoxicidad, Activision lleva la bandera para frenar en la medida que le sea posible, aquellas comunidades catalogadas como tóxicas y que empañan no solo la buena imagen de los videojuegos sino las competencias sanas y con altura moral. Han asegurado que su norte es que los jugadores tengan una experiencia de juego divertida y no lo que, lamentablemente, les brinda la toxicidad o el lado oscuro de los juegos online.

En una publicación efectuada en su blog, han sido muy claros y enfáticos en afirmar que:

“No hay lugar para el comportamiento tóxico, el discurso de odio o el acoso de ningún tipo en nuestros juegos o en nuestra sociedad.Estamos enfocados en dar pasos positivos hacia adelante y juntos celebrar a los mejores fanáticos del mundo”.

Se supo que los planes de Activision no han llegado hasta allí, pues paralelo a estas prohibiciones han implementado una especie de filtros en el juego que detecta los nombres de aquellos jugadores o comunidades que emplean palabras ofensivas relativas a nombres racistas o cualquier otro comportamiento tóxico. Planean en un futuro muy cercano implementar otras técnicas de detección tales como el monitoreo adicional y la tecnología de backend, pero de momento estos filtros están capacitados para detectar dichas palabras tóxicas en once idiomas diferentes.

Toda esta planificación estará estrechamente unida con una constante comunicación con la comunidad de jugadores quienes ayudarán y mucho en la denuncia de aquellas comunidades tóxicas que se extralimitan con sus acciones ofensivas hacia sus compañeros al igual que una revisión constante de las políticas de cumplimiento.

Entre las novedades que piensan implementar se encuentra un abordaje de los chat de voz que ayuden a combatir la toxicidad y aseguraron que todas estas herramientas están ideadas para que los jugadores administren sus propias experiencias de juegos y tan pronto detecten nombres ofensivos, racistas o algún contenido tóxico, solo deberán activar la función de informe para -como dice el equipo de Activision- “ayuden a hacer del panorama multijugador un lugar mejor”.

La toxicidad en el mundo gamer

Persona toxica en los videojuegos.

Sin embargo y a pesar de la constante lucha de Activision, la toxicidades en todas sus patéticas manifestaciones es una especie de cáncer social silencioso que, algunas veces de forma solapada y otras de forma abierta, ha permeado todos los niveles de la sociedad y como era de esperarse, también el mundo de los videojuegos.

Y sin duda no hay experiencia más desmoralizante que aquellos jugadores que deseen pasar momentos de relax sumergidos en sus videojuegos favoritos, que esa experiencias se les convierta en algo sumamente desagradable y todo gracias a esas personas con bajo o nulo espíritu deportivo y mucho menos con una sana competitividad.

Es muy difícil detectar a esas personas enfermas que,como dijimos,permean todos los estratos de la sociedades y el mundo gamers no es la excepción, pues al contrario y quizás lo más preocupante, es utilizado con más énfasis por su facilidad de anonimato al igual que los falsos usuarios en las redes sociales.

Las comunidades tóxicas llevan sus acciones a niveles insospechados donde utilizan la identificación del usuario para hacer mofa de él, saliéndose de todos los límites permitidos en una sana competencia, pero esa no es la única modalidad, ya que entre esta fauna perniciosa podemos encontrar el denominado trol que bien puede actuar en solitario o liderar un grupo y su norte es simplemente arruinar la experiencia del resto de los jugadores y que a decir de los psicólogos, es lo que realmente disfruta.

Son muchas las modalidades asumidas por estos nefastos personajes dignos de estar sentados en un diván en sesiones de 24 horas los 365 días del año, sin embargo, son acertadas estas políticas antitoxicidad en los videojuegos, pues son un foco donde proliferan y desea campear a sus anchas y toda herramienta para frenarlos es poca.

Un ejemplo a seguir en otros juegos

Sin duda que la decisión de Activision de expulsar a todos estos gamesr perniciosos y tóxicos aunado a la implementación de políticas de detección  a través de diferentes herramientas es una gran ejemplo que no solo deben seguir los otros estudios sino que moral y legalmente están en la obligación de implementar.

Si bien se han visto acciones un poco tibias en otras compañías sobre este particular como Blizzard y Riot Games, hace falta una actitud más proactiva y decidida para frenar esta llaga moral, pues ¿de qué vale entrar a un juego si no te vas a divertir y cuidado, pudieras salir con la moral baja por los efectos adversos y terribles de ataques tan destructivos?

Se hace imperiosa una lucha feroz para erradicarlos y los gamers son los que tendrán una voz fuerte y contundente para que el resto se una a esta cruzada en pro de la tolerancia en los videojuegos y que se convierta en lo que siempre ha debido ser:una comunidad amigable.

Lea también:

Escribir un comentario