Aunque el manga de Shingeki no Kyojin ya terminó y gran parte del mundo está al tanto de su final, sigue siendo un tópico de conversación.

Es notable que esto ocurra, considerando que el ciclo noticioso suele devorarse las revisiones de trabajos de este tipo. Pero se trata de uno de los mangas más importantes de los últimos años y que tuvo la fortuna de tener un final concreto y definitivo.

Sin embargo, la búsqueda de los aficionados suele tener un interés en descubrir algún menudeo, detalles de la obra que se quedaron fuera y que pueda justificar o denegar el capítulo final del manga de Hajime Isayama. Esto es lo que está ocurriendo.

Desde el portal Baidu de China, en un trabajo de traducción de Somos Kudasai, se develaron declaraciones de una entrevista de Hajime Isayama, donde el mangaka dejó muchos detalles del proceso de escribir el final del manga.

Imagen tomada del episodio 09 de 'Shingeki no Kyojin The Final Season' con varios de los personajes principales reunidos en el funeral y frente a la lápida.

  • Eren, Mikasa y Armin representan la sabiduría, el valor y la fuerza (no respectivamente). Mikasa representa la “Fuerza”, pues Isayama pensó que sería interesante otorgar a una mujer el rol del “Rojo” de las series “Super Sentai”, (como Power Rangers).
  • Toda la historia entre Eren, Mikasa y Armin se planeó con bastante antelación, pero la escena en donde Eren grita: “¡No, no quiero eso!” surgió mientras Isayama estaba escribiendo y dibujando los paneles del capítulo.
  • Isayama es un fanático del Eren inmaduro, así que cuando dibujó la escena en donde Eren grita: “¡No, no quiero eso!”, pensó para sí mismo: “¡Eren ha vuelto!”.
  • Al respecto de las muertes de los personajes; Isayama cree que, desde la perspectiva de un autor, siempre se puede volver a mostrar a estos personajes a través de flashbacks, por lo que realmente no se siente como “Oh, estos personajes están realmente muertos”.
  • Tras leer el capítulo 50 del manga original (la escena de la bufanda entre Eren y Mikasa), los editores pensaban que Eren y Mikasa se iban a besar, pero Isayama se sintió tímido de dibujar una escena así. Isayama señaló que no estaba seguro de su capacidad para dibujar su relación después de un beso. Rememorando, el autor desea haber sido más valiente en ese momento, pues cree que Mikasa probablemente estaba esperando un beso de Eren.
  • A medida que Isayama se casó y continuó adquiriendo experiencias de la vida, sintió que podía imbuir su crecimiento como persona dentro de su obra. Por ejemplo, mencionar la complejidad del personaje Reiner quien pudo reconstruir sus relaciones.
  • Cuando Isayama se inspiró para crear a Mikasa Ackerman, aún no había decidido ni la trama ni los personajes principales. Mikasa originalmente iba a ser de un estilo occidental, pero después de una serie de revisiones, la estableció como oriental.
  • Incluso aunque Shingeki no Kyojin se convirtió en una sensación y aumentó los ingresos de Isayama, el autor siempre se sintió como un perdedor. Para combatir su complejo de inferioridad, Isayama solía decirse a sí mismo: “¡No, yo soy un genio!”.
  • Incluso aunque la historia de Eren, Mikasa y Armin estaba planeada desde un principio, muchos detalles del desarrollo narrativo y escenas acción de los otros personajes fueron decididos durante la serialización. Mientras dibujaba nuevos paneles, distintos puntos narrativos surgían y complementaban a otros de forma natural. No obstante, Isayama no consiguió este tipo de inspiración durante el Volumen 4 pues no se encontraba bien (el sentimiento de perder la inspiración sucedió solo algunas veces durante todo Shingeki no Kyojin).
  • Isayama adora leer las reacciones de los lectores en línea. Al inicio de la publicación de Shingeki no Kyojin, prácticamente leía todos los comentarios en redes. No obstante, en cierto punto hubo un incremente masivo de comentarios, por lo que ya no fue capaz de leerlos todos aunque le hubiera gustado.

¿Creen en las declaraciones del mangaka de Shingeki no Kyojin? ¿Cuál es tu opinión del final del manga? Deja tu opinión en los comentarios

Escribir un comentario