Los últimos años todos aquellos que consumen contenido audiovisual se han adaptado a una nueva opción que te permite ver tus videos, películas y series favoritas a una velocidad aumentada y el portal de la Weekly Gaiden expuso el problema detrás de esta herramienta.

En el artículo, su autor expresa que tras la llegada de esta opción al servicio de streaming Netflix, no ha podido evitar notar lo excesivo de su uso, especialmente entre los más jóvenes.

Esto no es sorprendente, después de todo las velocidades x1.25, x1.5, x1.75 y x2 son una de las opciones más utilizadas en portales como YouTube, permitiendo consumir contenido rápidamente, que de otra forma tomaría mucho de nuestro tiempo libre.

Cuando hablamos de anime o películas, las cosas se colocan cuesta arriba y es que, según el autor, no es lo mismo contenido a narrativa y que tratar a la segunda como a la primera nos impide disfrutar, especialmente del anime, de forma correcta.

Contenido y narrativa

Imagen tomada del trailer de 'Mieruko-chan' con la protagonista mirando su teléfono mientras la observa una horrible criatura.

Esta quizá sea la parte más difícil de explicar, así que comencemos hablando del contenido digital, entendiendo que este es “información digitalizada, desarrollada o adquirida, con un objetivo preciso de ser intercambiable y accesible”.

Su propia definición nos habla de lo sencillo que es adquirirlo, consumirlo y desecharlo, es esta naturaleza la que ha convertido este tipo de entretenimiento en el equivalente de la “comida rápida” de la industria de los alimentos.

Aunque muchos podrían señalarlo como algo negativo, lo cierto es que los tiempos cambian y la necesidad de que todo aumente su velocidad es inherente al tiempo que tienen disponibles las personas, abriendo una puerta peligrosa para la narrativa.

En este escenario, la narrativa toma el lugar de un restaurante lujoso, toda producción que requiere de un largo número de horas para brindarte el entretenimiento que deseas queda en desventaja, ya que no fue hecha con este uso en mente.

Debido a la búsqueda de llegar a un punto medio entre consumir algo por varias horas y entenderlo todo rápidamente, es que Netflix ofrece que aumentes la velocidad del video, abriendo una puerta a dejar atrás el subtexto.

Aquel que nos permite comprender las emociones de un personaje con ver su rostro en lágrimas, o dos amantes que han decidido separarse sin decir palabra alguna, son momentos que se pierden al aumentar la velocidad.

Sacrificando el arte por la conveniencia

Imagen de una chica de anime sosteniendo una tablet con una ilustración de sí misma.

Al tratar obras extensas como videos de YouTube se sacrifican muchos aspectos importantes de estas, que van desde su banda sonora, partes importantes que no requerían de imágenes e incluso plots para aquellos que solo detienen la velocidad para ver a sus personajes favoritos, pero hay buenas y malas razones para ello.

Una de las más comunes es sindrome conocido en inglés como ‘fear of missing out’ (‘fomo’) o ‘miedo a perderse algo’ que consiste en “ansiedad de que un evento emocionante o interesante pueda estar sucediendo en otro lugar, a menudo provocado por publicaciones vistas en las redes sociales”.

Esta ansiedad lleva a muchas personas a buscar la manera de estar de primeros en la fila y para ello son necesarios atajos, especialmente si tu vida está llena de responsabilidades que te impiden estar conectado 24/7.

Uno de los casos a los que de seguro muchos pueden remitirse es la fiebre por ver de primeros los episodios de ‘Game of Thrones’, claro que en ese entonces lo normal sería conseguirlo de forma ilícita antes de su estreno, pero con Netflix es más difícil.

Debido a que ellos publican la temporada completa, ese hack no está disponible, pero si consumes la serie al doble de su velocidad, podrás decir que la viste y también podrías evitarte algunos spoilers en el camino.

El miedo a perder el tiempo

Imagen tomada del anime 'Neon Genesis Evangelion' con Shinji sentado en la silla mientras posa su rostro contra las manos que tiene unidas en su regazo y al fondo se ve el mundo en color violeta.

El miedo es tendencia en estas prácticas, pero esta, a diferencia del primero, proviene de una necesidad que creó el mercado y es que aunque tengas todo el tiempo del mundo, pocos quieren perderlo.

Ante el intimidante ritmo en el que se expanden los catálogos de los servicios, es difícil que absolutamente todo sea entretenimiento de calidad o incluso de tu agrado.

Por ello invertir tiempo en una serie de 10 horas se convierte en un compromiso, uno que no te puedes tomar a la ligera si deseas acabar con un gran listado de animes que deseas ver en el menor tiempo posible.

Cómo consumes el entretenimiento es tu decisión

Imagen tomada del anime 'Tenki no Ko' disponible en HBO Max con los protagonistas frente a la pantalla de una laptop.

Aunque el artículo de Gaiden acaba como una reprimenda para las próximas generaciones, aquí en PlayerOne quisimos verlo desde otra perspectiva y es que solo tú puedes decidir qué y cómo lo consumes.

Los tiempos cambian, las películas de Ghibli ahora están en servicios de streaming y películas de Netflix son capaces de obtener reconocimiento de la crítica, a pesar de ser ridiculizadas en el pasado.

Ambos son eventos que los más puristas no habrían creído un par de años atrás porque todo cambia y el único capaz de hacerlo posible es el público que lo consume, así que no importa si prefieres ir a McDonald’s o a un restaurante, lo importante es que lo disfrutes a tu manera.

Escribir un comentario