El primer episodio de Loki se estrenó con una referencia a D.B. Cooper

¿Loki es D.B. Cooper? La referencia más extraña del primer episodio de la serie

El estreno del primer episodio de Loki, la nueva serie del universo de Marvel, paralizó al Internet nuevamente por sus easter eggs. Esta vez, los cómics y otras películas del MCU no fueron las únicas referenciadas. Uno de los misterios más grandes de la vida real es también la referencia más extraña de este capítulo.

En la escena donde ocurre la referencia, Loki secuestra un avión de manera muy calmada. Al obtener su botín salta en paracaídas y desaparece en el aire. Exactamente lo mismo hizo una persona conocida como D.B. Cooper el 24 de noviembre de 1971 en los Estados Unidos. A pesar de todas las investigaciones del FBI nunca lograron encontrar al responsable del secuestro.

¿Qué ocurrió ese día?

Según las investigaciones, D.B. Cooper compró un boleto para el vuelo 305 de la empresa Northwest Airlines para viajar de Portland hasta Seattle.

Tal y como se recrea en la serie, al llegar al avión la persona le pidió a la azafata una bebida. Al recibirla D.B. Cooper le dejó una nota en la que se leía que tenía una bomba en el avión y dejó ver parte de un aparato explosivo.

D.B. Cooper solicitó 200 mil dólares en billetes de $20 y cuatro paracaídas para no activar la bomba. Cuando el avión aterrizó en Seattle las autoridades complacieron todas sus peticiones. Posteriormente, el hombre liberó a los rehenes y pidió al piloto que volara con destino a México.

La historia del misterio de D.B. Cooper apenas comenzaba. En el trayecto, en un punto cercano a Nevada, el hombre se puso uno de los paracaídas, agarró el dinero y saltó del avión, eso fue lo último que se supo de él. En la serie, Loki es teletransportado a Asgard, donde reconoce que todo fue una apuesta con su hermano Thor.

Retrato realizado por el FBI de D.B. Cooper

Las teorías sobre la desaparición

La investigación se recuerda como una de las más complicadas de la historia. Aunque se realizaron varias entrevistas, interrogatorios y hasta llamadas con supuesta información, los testimonios resultaron ser falsos.

Tras el paso del tiempo las teorías no se hicieron esperar. Algunas de ellas aseguraban que D.B. Cooper era un paracaidista profesional con entrenamiento militar llamado Robert Rackstraw, aunque esto nunca fue confirmado. Otras personas desconfiaban de la historia contada por las autoridades al encontrarla descabellada.

Uno de los puntos más fuertes de toda la investigación fue que las autoridades le entregaron a D.B Cooper paracaídas de baja calidad, por lo que se presumía que el hombre no pudo sobrevivir a la caída.

FBI concluyó el caso el 12 de julio de 2016, 45 años después de los hechos, sin hallar a un culpable. Más de 1.000 personas fueron sospechosas en lo que la organización denominó como una de las búsquedas más largas y exhaustivas de la historia, un misterio que se revivió con la serie de Disney Plus.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web