Black Widow es la obra que devolverá a Marvel a la pantalla grande el próximo 9 de julio, en un estreno simultáneo con Disney+.

Con el fandom ya reactivado con los estrenos de series como WandaVision, Falcon and The Winter Soldier y Loki, es el momento de que la historia que nos devolverá a una de los Avengers originales tenga lugar.

Un relato sobre como el pasado vuelve para hacerle daño a Natasha y como debe reencontrarse con su familia para crear un nuevo futuro. Todo en el marco de conocer de antemano el destino de la heroína que encontró un hogar con los héroes más poderosos de la Tierra.

En su más reciente adelanto, Marvel lanza una promesa bastante fuerte: “la espera habrá valido la pena“. Elevando las apuestas sobre esta película y llevando a todos a especular cuales serán los efectos concretos de lo que ocurra en esta aventura.

La principal expectativa es que Yelena Belova (Florence Pugh) sea quien asuma el manto de Black Widow en el futuro del MCU, como un paso de la antorcha de parte de Natasha Romanoff tras su trágico final en Avengers Endgame. Pero detalles como el destino de la Sala Roja y toda la historia personal de Black Widow son los que están al aire en esta película.

Situada tiempo después de Capitán América: Civil War (2016), y antes de Avengers: Infinity War (2018). Natasha Romanoff se encuentra sola, escondida de la ley y obligada a enfrentarse a una peligrosa conspiración vinculada a su pasado. Perseguida por una fuerza que no se detendrá ante nada para derribarla, encabezada por el temible Taskmaster, Romanoff debe lidiar con su historia como espía y las relaciones rotas que dejó su paso mucho antes de convertirse en una Vengadora.

Black Widow se estrenará en cines y en Disney+ el próximo 9 de julio de manera global.

Escribir un comentario