En una medida de satisfacer a todos los usuarios posibles, Microsoft alarga la vida útil de Xbox One gracias a su sistema de cloud gaming.

Presentando una publicación especial en el portal Xbox Wire, la marca de la X verde ofrece la opción de acceder a juegos de carácter exclusivo para la Xbox Series X/S en su consola previa. Implementando el sistema xCloud, se mantendrá habilitada la posibilidad de jugar estos títulos sin requerir un nuevo hardware.

Esta sería una ventana inesperada para el futuro del gaming y el establecimiento de la marca Xbox como la distribuidora de más amplio rango en el mercado en estos momentos. Ideal para los usuarios que dispongan del ancho de banda necesario para correr xCloud y que no tengan que invertir en los nuevos sistemas.

Sin embargo, la compañía no compartió cuando se podrá acceder al sistema en la consola, dejando este elemento como una moneda al aire y a los aficionados especulando cuando podrán acceder a juegos como Redfall o Starfield. Finalmente, dejando una noticia muy positiva en este raquítico verano de anuncios de videojuegos.

En un mundo lleno de expectativas

Xbox llega a este punto tras un año en el que tomaron toda clase de decisiones ejecutivas para mantener el mejor funcionamiento de sus sistemas en lugar de casarse con proyectos faraónicos. Parando el estreno de Halo Infinite hasta desarrollarlo apropiadamente, actualizando progresivamente a sus estudios con herramientas de desarrollo para la nueva generación y asegurando la llegada de títulos exclusivos de cara al futuro.

Con su intención intacta de hacer de Xbox un ecosistema completo de posibilidades para tener la mayor y mejor selección de juegos posible, el futuro luce prometedor para todas las plataformas a las que aspira llegar, especialmente al no tener miedo de mirar a sus sistemas del pasado y seguir manteniendo su vigencia.

Escribir un comentario