La compra de Facebook de la compañía Oculus daba pie a la creencia de que habría un giro corporativo en camino.

Este parece haber llegado de manera decisiva, con el anuncio de parte de la compañía de Mark Zuckerberg de implementar publicidad dentro de la plataforma de realidad virtual. Iniciando con un período de pruebas en una serie de aplicaciones de Oculus Quest, específicamente con Blaston y dos juegos más que no se han anunciado.

Según Facebook, esta modalidad será un método para que las compañías que desarrollen juegos VR puedan generar ingresos directos extra y permitir que la plataforma sea capaz de sustentarse por sí misma y no depender de las ventas de sus juegos, así como alcanzar a nuevas audiencias y modelos de negocios.

Todo dependerá de como respondan los usuarios a estas pruebas, al proveer el feedback que les permitirá optimizar esta modalidad, que por nada del mundo van a dejar pasar. Por supuesto, se trata de Facebook, por lo que se implementará el uso de los datos de las cuentas en las redes sociales afiliadas para que la publicidad sea efectiva.

Esto se une a la controversia que se desató con la compra de Oculus por parte del gigante de las redes sociales, donde se anunció que las cuentas de Facebook serían la forma de ingreso a la plataforma de realidad virtual a partir de ese momento. Unificando las cuentas como se ha estado haciendo con plataformas como Instagram o WhatsApp.

Con la efectividad y la respuesta de tener avisos publicitarios en medio de una plataforma de realidad virtual en el aire, basta decir que este es uno de los elementos del cumplimiento de la distopía cyberpunk que se ha estado presentando como ficción durante años. Solo que en este caso no es un chiste ni un meme.

Escribir un comentario