Uno de los puntos de discusión más llamativos de las películas del MCU es si su contenido es realmente consistente o si son files descartables. Ahora es el turno de Black Widow.

La película que explora a profundidad la vida pasada de la espía y la presente de la vengadora parece haber cautivado a la crítica especializada. Ubicada justo después de los eventos de Captain America: Civil War, estamos frente a un punto fundamental en el MCU y en la vida de Natasha Romanoff.

Tras haber firmado los Acuerdos de Sokovia y posteriormente volverle la espalda a este plan para controlar al los Avengers, el equipo alineado con Captain America son ahora fugitivos de la justicia internacional, pero siguen siendo héroes que luchan por salvar al mundo de amenazas globales.

Pero Black Widow se ve envuelta en una situación directamente relacionada con su pasado como espía, asesina y agente secreto entrenada por la Sala Roja. Incluyendo a la familia que encontró en estos tiempos, Alexei Shoskatov, Melina Vostokoff, y Yelena Belova.

Es este reencuentro y las acciones que se dan lugar a partir de allí lo que han llamado la atención de la crítica. Black Widow se presenta como una película muy personal, donde las relaciones familiares de Natasha le dan profundidad no solo a todo el viaje del personaje, sino a las decisiones que toma en el futuro, incluyendo su sacrificio final.

Para la heroína, los Avengers son su nueva familia y hace todo lo necesario para mantenerla unida, a pesar de las decisiones y las perspectivas diferentes que tienen y sigue adelante en esta nueva producción.

Con todo esto en mente, es muy probable que el retorno del MCU al mundo del cine sea capaz de llevar a las lagrimas a los fans de más larga data, al ver el amor que puede tener una heroína por su familia, incluso con el mundo en contra de ella.

Escribir un comentario