Ya ha pasado una semana desde la E3 2021 y ya podemos sacar conclusiones del evento. Desde hace mucho tiempo la industria acumula sus mejores anuncios en junio, el mes que hace de transición entre la mitad de cada semestre. Este año volvió la E3 luego de muchos rumores de que iba a ser un evento de pago o que simplemente iba a desaparecer, y lo cierto es que su vuelta ha sido agridulce.

A pesar de que la mayoría de anuncios importantes ahora se acumulan en Nintendo Directs, State of Play o los mismos Game Awards, el evento generó expectativas y juntó a prácticamente toda la comunidad a ver streams de Microsoft, Ubisoft, Nintendo, Devolver Digital y otras marcas importantes. Sin embargo, la gran mayoría de anuncios fueron decepcionantes, pero no precisamente porque los juegos fueran malos, sino por la característica y el contexto de estos.

Raección el lunes.
El analista Mat Piscatella imploraba a Nintendo que mejorara la imagen de la E3 2021.

Afectado por la pandemia

Y es que a la E3 se va a anunciar megatones mediáticos de los que se habla por meses, como fue el caso de Keanu Reeves y Cyberpunk 2077. Luego da igual si el juego sale mal o bien (salió mal), ya que en estas convenciones lo importante es generar hype y expectativas que quizá no puedas alcanzar. Al menos esa es la conclusión que podemos sacar de las reacciones de los fans a las distintas conferencias de esta E3, los jugadores prefieren marketing en la E3.

Solo Microsoft y Nintendo han tenido más reacciones positivas que negativas, ciertamente sus conferencias tuvieron contenido nuevo y llamativo, pero el resto no estuvo tan mal como podríamos suponer de las reacciones y los comentarios que se leen en foros y redes sociales.

Como adelantamos hace unas semanas, la pandemia ha llevado a los estudios a retrasar títulos, reservar fuerzas para proyectos más pequeños, reorganizar su estructura laboral y demás acciones que básicamente han hecho que existan menos proyectos de riesgo y más títulos “fáciles” como una secuela de una franquicia conocida. Por eso están condenados a decepcionar, porque la demanda es mayor pero el trabajo y el desarrollo es muy difícil en tiempos de pandemia.

Este divorcio entre las expectativas de los jugadores y lo que apenas pueden ofrecer los estudios lleva a un choque de realidad que deja al espectador con mal sabor de boca y una sensación de haberse emocionado por nada. Los memes no se han hecho esperar y estos se hicieron de manera despectiva respecto a la gran mayoría de conferencias, incluso sobre el Summer Game Fest, que ni siquiera pertenece a la E3.

Frustración y decepción

Las reacciones podemos verlas sobre todo en comunidades asiduas como los foros de Vandal, los de Reddit, los comentarios anónimos de 4chan y, el chat de Twitch o caja de comentarios de un cualquier streamer o YouTuber que esté cubriendo el evento de manera improvisada. También podemos visitar hashtags como el #NintendoDirect y leerlas de primera mano. En líneas generales hay un reprobado para todos excepto Microsoft, Nintendo también se cuela entre los que tienen reacciones positivas, pero no demasiadas.

Reacciones en 4chan.
Los foros anónimos de 4chan no tuvieron piedad.

No solo los fans reaccionaron mal, también muchos medios especializados como Hobby Consolas, Eurogamer o Kotaku, calificaron de decepcionante a la E3, parece que casi un centenar de juegos no es suficiente. Por eso es que queda claro que una E3 sin una noticia viral como aquel anuncio de Cyberpunk 2077 o el de Final Fantasy VII Remake siempre se calificará como “decepción”.

Honestamente sí hubo conferencias de bajo nivel (Capcom y Gearbox podrían haberse ahorrado las molestias), pero las grandes odiadas (Ubisoft, Capcom y Square Enix) anunciaron nuevos títulos, nuevos DLCs y mostraron nuevos tráilers, pero nada estuvo al nivel de lo que se esperaba, por lo que fueron el objetivo de las burlas.

Chat de Twitch.
El chat de Twitch reaccionaba con emotes de aburrimiento en cada conferencia.

Pero ¿qué hubiese estado a la altura? es difícil responder esta pregunta porque realmente esto es lo que hay y parece que la comunidad se ha malacostumbrado al anuncio cinemático de un AAA que les cambie la vida cuando ya hay contenido de sobra para jugar por meses y muchos juegos que aún están nuestro backlog esperando que los desempolvemos.

Anuncio de FF VII en 2015.
Reacciones como las del 2015 por FF VII Remake ya no son posibles por la pandemia.

Expectativas muy altas

Entonces hype hay de sobra, siempre hay ganas de escuchar o ver el juego soñado en una E3, pero parece que ya es imposible satisfacer la demanda de grandes proyectos, justo como sucede la demanda de productos electrónicos sobrepasa por mucho la producción. Y no parece que, por muy decepcionante que sea una E3, esto vaya cambiar. El año que viene habrá otra y la expectativa será la misma o más alta.

La adicción al hype es algo muy común, ya sucede en otras industrias como la del cine, pero esta parece llevar mejor  que la industria de los videojuegos la creación de megaproducciones cada mes. Y lo más curioso es que los mejores juegos, no suelen ser los que vienen acompañados de la montaña de hype, sino los que llegan de manera silenciosa e incluso en principio son rechazados como sucedió con Hades, posteriormente juego del año en varios eventos.

De esta manera, es fácil hacer un diagnóstico y un tratamiento. Normalmente lo “recetamos” solo para las compañías, pero en este caso también le toca al jugador y a la comunidad ajustar expectativas. Una E3 no hace que mágicamente aparezcan juegos de la nada o que los desarrolladores tengan más de 24 horas al día para trabajar, es un evento importante y seguro todos los estudios han trabajado para ofrecer una buena compilación de entregas, pero no es realista esperar grandes anuncios siempre

Y más aún después de Cyberpunk 2077, el forzar un lanzamiento y el crunch han confirmado, por si no estaba claro, que explotar a tus desarrolladores para llegar al deadline no suele salir bien. Si los que ponen presión son los fans en vez de los ejecutivos tampoco cambia demasiado el panorama, los juegos toman tiempo y los buenos aún más.

Unidos por el marketing

Eso sí, la ESA necesita replantearse seriamente la E3, si la gran mayoría de estudios no tiene nada que mostrar, ya sea por falta de creatividad, tiempo, dinero o todas las anteriores, no tiene ningún sentido organizar una E3 de cuatro días.

El mejor ejemplo es Capcom, un estudio en plena forma lanzando juegos cada cierto tiempo y todos con el favor de la críticas y buenas ventas. Sin embargo, se presentaron en la E3 con cuatro títulos que ya se habían anunciado e incluso ya se pueden jugar, la desarrolladora de Resident Evil no tenía absolutamente nada nuevo que mostrar y aún así recibió una conferencia en solitario que nos hizo perder 30 minutos de nuestras vidas.

E3 de Capcom.
Las reacciones al segmento final de Capcom enfocado en Esports fueron muy negativas.

No creemos que Capcom se esté reservando nada, esto es lo que tienen a día de hoy y es normal, sus nuevos proyectos están en una fase de desarrollo temprana y no pueden mostrar nada, pero, entonces, ¿para qué ir a la E3? Ya tenemos suficiente con parte de la comunidad pensando que los juegos crecen en los árboles, no ayuda que la mitad de las conferencias tuvieran un aire de “reunión que podía haber sido un correo”.

Podemos asumir que muchas desarrolladoras también prefieren decir “presente” aunque luego lluevan las críticas por una mala presentación, no estamos tan seguros de que no exista la mala publicidad, pero parece que varios directores de marketing vieron con buenos ojos dar luz verde a una presentación sin casi contenido nuevo.

Conclusiones

En cualquier caso, parece que el hype es parte de todo el engranaje de la industria, podríamos ser mejores y ajustar expectativas. La E3 podía ser mejor y solo organizar todo cuando haya cosas que anunciar (por algo Sony e EA organizan su propio evento), pero hay cierto placer en la semana de la E3, es como Navidad, aunque a veces haya más carbones que regalos.

Planet Hype de videojuego de los Simpsons.
El E3 cada año.

No esperamos que algo cambie para el año que viene, muy probablemente habrá de nuevo cuatro días de conferencias, unas mejores que otras, pero muchos se decepcionarán cuando descubran que no todos los estudios tienen un super juego como as bajo la manga. Pasa todos los años y parece que seguirá siendo así mientras haya E3 con fans esperando ese “gran anuncio” que les haga sentir que la pena este hobby.

Escribir un comentario