Raven Software ha anunciado algunos ajustes de equilibrio para Call of Duty: Warzone, en total son tres armas y cuatro objetos que reciben el “ban hammer” por ser demasiado poderosos. En líneas generales la comunidad se alínea con los ajustes y muestran estar de acuerdo con las decisiones de Raven.ç

El estudio americano ha listado los cambios en Twitter y los ha añadido a las notas del parche de la cuarta temporada que recibe una nueva actualización solo para arreglar esto. Los fans de la pistola de clavos probablemente dejen de usarla, mientras que las otras armas siguen siendo más o menos viables.

C58 en Warzone.

Ajustes necesarios

Las armas “nerfeadas” son la C58, la FARA 83 y la pistola de clavos que mencionamos. Ambos rifles ahora tendrán una “patada” más pronunciada, por lo que será más difícil apuntar. Mientras que la pistola de clavos ha visto su daño máximo disminuido (39%) cuando se dispara a la máxima distancia posible.

De acuerdo con los desarrolladores, la idea de la pistola de clavos era que fuera una alternativa a las escopeta. Pero el largo alcance de los clavos era mucho mejor que las balas de la escopeta, por lo que había que ajustar eso para evitar que un arma fuera diretamente mejor que la otra.

Por otro lado, los objetos que se adhieren al arma son cuatro cañones personalizados que básicamente daban más maniobrabilidad a varias armas al equiparlos. La reducción de control del retroceso baja del 15% al 10%, por lo que de nuevo intentan que no sea tan fácil apuntar.

Fara 83 en Warzone.

Los cambios están activos ahora mismo, así que no hay tiempo para aprovecharse de estas ventajas. Call of Duty: Warzone está disponible en PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S y PC.

Escribir un comentario