Uno de los misterios más interesantes de Grand Theft Auto: San Andreas es el de una fosa de cadáveres en el desierto.

Obviamente, estamos hablando de un juego de criminales y para nadie es un secreto que la mafia suele desaparecer a sus víctimas en espacios apartados que se descubren años después. Lo cual parece ser el caso en esta ocasión.

Desde su descubrimiento en el lanzamiento del juego hace casi 20 años, ha quedado como un misterio sin resolver, al haber un número importante de sospechosos y un resurgimiento de leyendas al respecto.

Los hechos

En el desierto de El Castillo del Diablo al norte de Bone County, oculto tras una colina está un agujero de más de 3 metros de profundidad, con una gran cantidad de cadáveres en bolsas negras. Como marca de referencia hay un camión bobcat abandonado, que sirvió para transportar a estos cuerpos, pero no hay más detalles.

Fans de la serie tienen diversas teorías sobre quien ha sido capaz de cometer este delito, desde la familia Sindacco, Mr Trenchcoat o el mismo gobierno desde la base del Área 69. Sin embargo, el misterio de esta fosa nunca se resuelve directamente en el juego.

Explotan las teorías

Desde el portal Eurogamer se inició el recordatorio de esta historia, al haber recibido un comunicado anónimo sobre la idea de que esta fosa es una referencia a muertes reales y que expertos paranormales habían detectado actividad de fantasmas.

Aunque no es más que un creepypasta, ha despertado interés en este misterio, dado que expone un concepto interesante para los fans que disfrutan de explorar cada resquicio de un mapa de mundo abierto.

Es así como se dan a conocer detalles que hacen a un videojuego inolvidable, así sea basado en una referencia a la película Casino y su incesante temor por evitar a toda costa encuentros en el desierto.

Escribir un comentario