Square Enix ha confirmado en una entrada de blog que la creciente popularidad de Final Fantasy XIV está generando estragos en sus servidores. El juego está pagando las consecuencias de ser demasiado popular y ahora mismo unirse a ciertos servidores puede tardar más de media hora.

Para aliviar esto, Square Enix ha tomado la difícil de decisión de sacar del juego a los jugadores que pasen más de 30 minutos sin mandar ningún comando a través del teclado, mouse o control. Por lo tanto, los AFKs o idlers dejarán de existir en Eorzea, lo que era una de las principales atracciones para muchos.

AFKs en FF XIV.

Adiós a los AFKs

De hecho, las principales ciudades del juego están llenas de jugadores que actúan como NPCs o que simplemente se quedan viendo a los demás pasar. La decisión de Square Enix es controvertida porque es difícil determinar cuantos vienen a actuar como NPCs y dejar el juego encendido sin hacer nada y cuántos a combatir o explorar.

Por suerte para los que temen al cambio, la solución será temporal, o al menos eso indican en su blog. La idea es aliviar los servidores durante esta auge del juego y la próxima expansión. Así que es posible que estar AFK indefinidamente vuelva a ser una posibilidad en el futuro.

En la comunidad de Reddit del juego ya se discute la decisión. Muchos jugadores celebran ya que, por cada AFK menos es otro jugador que pueda entrar sin esperar demasiado. Y aliviar los tiempos de espera para entrar al juego es uno de los grandes peticiones de la comunidad desde hace años.

AFKs en FF XIV.
Algunos jugadores dejaban a su personaje bailando y se iban.

Final Fantasy XIV está en un gran momento ahora mismo y está ofreciendo 15 días gratuitos para los jugadores que no han iniciado sesión en un tiempo. Está disponible en PlayStation 4, PlayStation 5 y PC.

Escribir un comentario