Para nadie es un secreto que el coronavirus elevó algunas industrias mientras que otras permanecen apenas en pie como cines, restaurantes, bares y conciertos, algo que es igual de palpable para pequeñas y grandes compañías.

Como un ejemplo de esto, tenemos al museo de Studio Ghibli ubicado en Mitaka, Tokio, que tras el cierre de sus puertas debido a la pandemia de 2020 y a pesar de la reapertura controlada en 2021, se encontraba en peligro de cierre.

Lo bueno es que gracias a los fanáticos del anime en Japón el museo sigue en pie, tras recaudar en menos de 24 horas el equivalente a $90.000 dólares Americanos, que ayudarán con los gastos de mantenimiento del museo.

Como un incentivo adicional, aquellos que aportaron en la colecta de fondos del museo de Ghibli, les fue otorgado por el gobierno un descuento de sus impuestos equivalente a la donación realizada.

Un paso hacia al futuro

Con la pandemia aún presente en la capital y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en pie, a las grandes compañías de Japón no les queda más que dar un salto de fe, especialmente si quieren recuperarse de las pérdidas.

Para esto, el Museo de Ghibli comenzó a recibir visitantes a principios de 2021, con un protocolo en el cual solo residentes de Mitaka podían asistir por grupos familiares y en horarios distintos a otros visitantes.

A pesar de que esta mecánica se vio viable e incluso el museo planeaba extender el área de cobertura para invitados, los estados de emergencia declarados a lo largo del año y brotes de coronavirus entorpecieron el progreso.

Aunque no podamos estar ahí en este instante, el museo de Studio Ghibli debe ser preservado como parte de la historia de Japón que ha tocado todo Occidente, por lo que de seguro sus fanáticos siempre estarán ahí para apoyarlo.

Escribir un comentario