La ToMan está de fiesta. ‘Tokyo Revengers’ reveló que el manga de Ken Wakui superó su marca personal con la venta de más de 32 millones de copias en Japón.

Llegar al pico de la fama es el sueño más grande de todo mangaka y, aunque para Wakui se ha hecho esperar, finalmente está recogiendo el fruto de su esfuerzo con ‘Tokyo Revengers’.

El manga que nos lleva 10 años en el pasado de Takemichi para salvar la vida de su ex novia de la preparatoria en el presente comenzó su serialización en 2017, logrando alcanzar un nuevo escalón con la adaptación al anime.

La producción de LIDENFILMS incrementó exponencialmente la obra original, al punto de obtener siete millones más de ventas de copias físicas y digitales solo entre los días 7 y 22 de julio.

Para celebrar la superación de su récord personal, a través de la cuenta de Twitter oficial de la franquicia se publicó una ilustración del autor en la que podemos ver a Takemichi junto a la ToMan corriendo de felicidad.

“¡Superamos las 32 millones de copias!
¡Guau!
¡Gracias!”.

Con esto, ‘Tokyo Revengers’ se posiciona al mismo nivel de obras como ‘Yakusoku no Neverland’ y por lo rápido que aumenta sus ventas y un anime que lo continúa respaldando, podríamos estar ante el éxito de los próximos años.

La exposición del manga al anime

Es interesante como en los últimos años, el éxito en el anime puede garantizar algo que se está perdiendo en el manga y es llevar a la obra al pico de su popularidad sin tener lectores del manga detrás.

Claro que no es la primera vez que ocurre, pero cuando volteamos a ver a ‘Kimetsu no Yaiba’ o la misma ‘Tokyo Revengers’ se convierten en ejemplo de que mangas serializados por años pueden explotar de la noche a la mañana con una buena adaptación.

Esto permite que el futuro lector entre al manga incluso si no suele leer solo para saber cuanto antes más de la historia, a la vez que espera a su continuación animada para ver sus partes favoritas en movimiento y a todo color.

De seguir así, los estudios continuarán en la búsqueda de ese diamante en bruto. Esa historia que no logró captar la atención de millones de personas en papel, pero que lo hará una vez llegue a su pantalla.

Escribir un comentario