Uno de los insiders más conocidos de la industria, Jason Schrier, ha publicado un nuevo reporte sobre Activision Blizzard. La compañía americana ha estado en el punto de mira desde hace años debido a los cambios en puestos de autoridad que derivaron en un cambio en el modo de hacer juegos.

Este nuevo reporte revela las razones del mal lanzamiento de Warcraft III: Reforged y de cómo pasó de ser un buen remake, a uno pésimo. Para quien no lo sepa, este juego se presentó con un tráiler por todo lo alto con cinemáticas muy pulidas y nuevos actuaciones. No obstante, en el lanzamiento el juego carecía de las características que se promocionaron, por lo que recibió muchas críticas negativas.

Cambios debajo de la mesa

Blizzard habló del juego en público como uno de los más importantes. Sin embargo, de puertas para adentro este proyecto no tenía tanta prioridad. El desarrollo quedó en manos de Classic Games, un estudio interno que nunca supo definir si el juego era un remaster o un remake, una duda muy común.

Además hubo falta de organización, mal liderazgo, falta de visión y sobre todo, más promesas de las que se podían cumplir con el presupuesto a mano. Fue Activision la que destinó recursos a otros títulos al saber que WC3: Reforged no iba a generar miles de millones de dólares como sí lo haría Overwatch 2. De esta manera, el juego fue perdiendo funcionalidades que se habían prometido.

El tamaño del proyecto disminuyó y empezó a apuntar más abajo de lo hacía en principio. No obstante, las precompras de muchos jugadores estaban listas por lo que Blizzard no advirtió a nadie e igual sacó adelante el proyecto con menos características de las prometidas.

El resultado fue un WC III: Reforged sin sistema competitivo por rangos, con reglas sobre los mapas y mods creados por la comunidad, sin nuevos actores de voz y con cinemáticas menos pulidas.

Logo de Warcraft III: Reforged.

La evidencia de todo lo dicho viene de parte de desarrolladores y personas involucradas con el proyecto que no han compartido su identidad para evitar ser despedidos. Bloomberg también habló con un portavoz anónimo de Blizzard que reveló que la compañía planea “arreglar” el WC III: Reforged. Sin embargo, Classic Games fue desmantelado hace meses, por lo que realmente nadie que haya trabajado en el proyecto sigue trabajando en este o si quiera en Blizzard.

Escribir un comentario