Una de las realidades más comunes dentro del mercado de juegos móviles es su muy llamativa volatilidad.

Esto es especialmente en un espacio como Japón, donde se suele ver una rotación de entradas y salidas de juegos basados en animes del momento, que no duran demasiado tiempo. Este es el caso BOFURI y su juego Line Wars.

Conocido oficialmente por su nombre completo, Itai no wa Iya nano de Bōgyoryoku ni Kyokufuri Shitai to Omoimasu. ~Line Wars~, es la adaptación a juego de móviles de la historia de Maple y sus amigos en el VRMMO New World Online.

Un juego bastante simpático que es ideal para los fans de esta obra, pero que, con el paso del tiempo, no podía ofrecer más contenido para mantenerse vigente en este mercado tan competitivo. Además de no tener más temporadas de anime o producciones en el futuro de las cuales sacar sustento, era una cuestión de tiempo que se diera lo inevitable.

Este viernes 23 de julio se dio a conocer que Line Wars cerrará su servicio definitivamente el próximo 21 de septiembre, con un espacio de tiempo para que los fans que invirtieron en moneda interna del juego puedan tener un provecho fina antes de su cierre definitivo.

BOFURI

Escrita por Yuumikan con ilustraciones de Koin, la novela ligera que envuelve un Isekai con sucesos del día a día, BOFURI, pertenece a la editorial Kadokawa Books desde septiembre de 2017.

Hasta la fecha la obra cuenta con 9 volúmenes recopilatorios de los cuales el anime ha adaptado del 1 al 4, dejando espacio para que su segunda edición continúe la historia original del 5 al 9.

En la historia, Kaede es una chica común de secundaria que prueba por primera vez un videojuego de VRMMO, New World Online, a petición de su mejor amiga, Risa Shironine.

Debido a que Kaede no quiere sentir dolor, se forja un personaje completamente tanque al dejar todos sus puntos en vitalidad, una estrategia nada usual que, sin saberlo, la convertirá en uno de los jugadores más poderosos dentro del juego.

El año pasado se tenía previsto el estreno de una nueva temporada de BOFURI, pero los retrasos en la industria cobraron como víctima a su producción.

Escribir un comentario